31 marzo 2011

LA BURRA


El doctor recién graduado es asignado a una zona rural y al cabo de unos meses se da cuenta que no había ninguna mujer en el pueblo y que eran todos hombres. Después de tomar un poco de confianza le preguntó a uno de sus pacientes que hacían ellos cuando tenían necesidad de sexo y el paciente le respondió que iban al río.

  Llegó el fin de semana y el doctor se fue al río, en donde se encontró una enorme fila de hombres parados a la orilla.  Al ser tan conocido en el pueblo, los lugareños le ceden el puesto al doctor, hasta que llega a ocupar el primer lugar.  Al mirar adelante el doctor se da cuenta que hay una burra, y piensa : '..¡ Caramba ! .... ¿tener sexo con un animal? Pobre gente ! Y yo no puedo negarme ahora que tan gentilmente me han cedido sus puestos...'

 A los quince minutos del doctor estar desnudo y pegado por detrás de la burra, mientras todos los hombres de la fila miraban con respeto como  besaba a la  burra, le mordía las orejas y sudando le agarraba sus tetillas.. uno de los hombres se le acercó sigilosamente y le preguntó :

 ¡¡...Doctor ¿le falta mucho?, porque necesitamos la burra para cruzar el río... del otro lado están las mujeres....!!' 


30 marzo 2011

ARREGLAR EL MUNDO

Un científico vivía preocupado con los problemas del mundo y estaba resuelto a encontrar medios para disminuirlos. Pasaba días encerrado en su laboratorio en busca de respuestas para sus dudas. Cierto día, su hijo, de siete años, invadió su santuario decidido a ayudarlo a trabajar. El científico, nervioso por la interrupción, intentó hacer que el hijo fuera a jugar a otro sitio. Viendo que sería imposible sacarlo de allí, el padre procuró algo para darle al hijo, con el objetivo de distraer su atención... De repente tomó un planisferio de una revista, y, con una tijera, recortó el mapa en varios pedazos. Junto con un rollo de cinta adhesiva, lo entregó al hijo diciendo:
- "¿A TI TE GUSTAN LOS ROMPECABEZAS? ENTONCES VOY A DARTE EL MUNDO PARA ARREGLAR. AQUI ESTA EL MUNDO TODO ROTO. ¡MIRA SI PUEDES ARREGLARLO BIEN! HAZLO TODO SOLO"
Calculó que al niño le llevaría días para recomponer el mapa. Algunas horas después, oyó la voz del hijo que le llamaba calmamente:
- "PADRE, PADRE, YA HE HECHO TODO. ¡CONSEGUI TERMINAR TODO!"
Al principio el padre no dio crédito a las palabras del hijo. Sería imposible a su edad haber conseguido recomponer un mapa que jamás había visto. Entonces, el científico levantó los ojos de sus anotaciones, seguro que vería un trabajo digno de un niño. Para su sorpresa, el mapa estaba completo. Todos los pedazos habían sido colocados en sus sitios. ¿Cómo sería posible? ¿Cómo el niño había sido capaz?
- "TU NO SABIAS COMO ERA EL MUNDO, HIJO MIO. ¿COMO LO CONSEGUISTE?"
- "...Padre, yo no sabía cómo era el mundo, pero cuando tú quitaste el papel de la revista para recortar, yo vi que del otro lado había la figura de un hombre... Cuando tú me diste el mundo para arreglarlo, yo lo intenté pero no lo conseguí. Fue entonces que me acordé del hombre, di vuelta a los recortes y empecé a arreglar el hombre, que yo sabía cómo era. CUANDO CONSEGUI ARREGLAR EL HOMBRE, DI VUELTA LA HOJA Y ENCONTRE QUE HABIA ARREGLADO EL MUNDO..."

29 marzo 2011

TIPO INGENUO

Un tipo algo ingenuo, que llevaba meses viajando para atender sus clientes, volvió a su hogar y descubrió sorprendido que tenia un hijo negro.

Debido a que él era totalmente blanco, al igual que su esposa, le pregunta a ella:
Pero como es posible que tengamos un hijo negro si yo soy blanco y tu
tambien? La esposa, muy tranquila respondió...

como no tenia leche tuve que buscarme una mamá de cuna para que
amamantara al niño
y como ella era negra, el niño se puso de ese color.....

El Ingeniero, no muy convencido, decidió ir a consultarlo con su madre, a quien le contó la historia y la madre respondio:

Claro que puede ser!!!!!!! Fíjate, por ejemplo, en ti mismo, desde pequeño, cuando naciste, tuve una enfermedad que me impedía amamantarte
y entonces te di leche de vaca y mira....... que CUERNOS
te están saliendo..... GILIPOLLAS!!!!

28 marzo 2011

LA MEDIA MANTA


- ¡Hola papá! ¡Qué milagro que vienes por aquí!
- Ya sabes que no me gusta molestarte, pero me siento muy solo, además estoy cansado y viejo.
- Pues a nosotros, nos da mucho gusto que vengas a visitarnos, ya sabes que esta es tu casa.
- Gracias hijo, sabía que podía contar contigo, pero temía ser un estorbo. Entonces ¿no te molestaría que me quedara a vivir con vosotros? ¡me siento tan solo!

- ¿Quedarte a vivir aquí?, sí... claro... pero no se si estarías a gusto. Tú sabes, la casa es chica, mi esposa es muy especial...y luego los niños..
- Mira hijo, si te causo muchas molestias olvídalo, no te preocupes por mí, alguien me tenderá la mano.
- No padre no es eso, sólo que... no se me ocurre dónde podrías dormir. No puedo sacar a nadie de su cuarto, mis hijos no me lo perdonarían... o sólo que no te moleste dormir en el patio...
- ¿Dormir en el patio? Está bien.

El hijo de Don Roque llamó a su hijo Luis de 12 años:
- Dime papá.
- Mira hijo, tu abuelo se quedará a vivir con nosotros. Tráele una manta para que se cubra en la noche.
- Sí, con gusto papá... ¿y dónde va a dormir?
- En el patio, no quiere que nos incomodemos por su culpa.
Luis subió por la manta , tomó unas tijeras y la cortó en dos partes.
En ese momento llegó su padre:

- ¿Qué haces Luis? ¿Por qué cortas la manta de tu abuelo?
- Sabes papá, estaba pensando...
- ¿Pensando qué?
- En guardar la mitad de la manta para cuando tú seas viejo y vayas a vivir a mi casa....

PARABOLA DE UN LAPIZ


Un fabricante de lápices tomó un lápiz justo antes de meterlo en su caja, y le dio unos consejos. -Le dijo: "Hay 5 cosas que debes saber antes que seas enviado al mundo. Siempre recuérdalas y serás el mejor lápiz del mundo."
Las 5 cosas son las siguientes:

1- Siempre harás cosas grandiosas, pero solo si te dejas sostener en la mano de alguien más.
2- Experimentarás el dolor en algunas ocasiones en que te saquen punta, pero será necesario para que seas cada vez un mejor lápiz.
3- Tendrás errores, pero tendrás un borrador para corregirlos todos.
4- La parte más importante de ti es la que llevas dentro, y .....
5- En cualquier superficie que seas usado, tendrás que dejar tu marca. No importan las circunstancias o las condiciones, deberás continuar escribiendo.
El lápiz entró en su caja prometiendo recordar estas 5 cosas y con un propósito en su corazón de ser útil.
MORALEJA:
Ahora podríamos ponernos nosotros en el lugar del lápiz y recordar estas 5 cosas para ser, cada día, una mejor persona.
1- Siempre harás cosas grandiosas, pero solo si te dejas sostener en la mano de Dios.
2- Experimentarás el dolor en algunas ocasiones de luchas y sufrimientos, pero será necesario para que seas más fuerte y valiente cada vez.
3- Tendrás errores, pero tendrás humildad para corregirlos todos y crecer por medio de ellos.
4- La parte más importante de ti es la que llevas dentro del corazón, y ...
5- En cualquier superficie que camines, tendrás que dejar tu marca. No importan las circunstancias o las condiciones, deberás continuar sirviendo a Dios en cada momento.....

27 marzo 2011

NOTA DEL HIJO


El padre entra al cuarto del hijo. Ve la cama desecha y un papel que descansa sobre la misma. Camina lentamente hasta alcanzar al papel pensando en lo peor. Empieza a  leerlo:
Querido padre:
Para mí es muy difícil decirte todo esto, pero te lo tengo que decir. Te cuento que me estoy yendo de casa con Juan, mi actual pareja. Estoy enamorado de él, papá. El tio está bárbaro, tiene un cuerpo increíble... Además tiene un montón de tatuajes y estos piercings gigantes colgados de sus pezones... me encantan. También me gusta su súper moto negra, BMW, que la policía jamás logró alcanzar.... Creo que lo amo, papi.

Pero además, no es sólo eso... la verdad es que descubrí que realmente no me gustan las mujeres. Lo intenté, pero no las puedo ni ver. Sé que tú  no apruebas mi decisión y es por eso que decidí escaparme para vivir esta experiencia con Juan. Sé que seremos muy  felices en su casa rodante. Queremos viajar por el mundo sin  conocer exactamente nuestro próximo destino, viviendo de vender las artesanías hechas por nuestras propias manos.

Pero para que sepas que lo nuestro va en serio, que no es un rollo, te cuento que Juan quiere que adoptemos hijos, que formemos una gran familia. El otro día, mientras nos fumábamos un porrito, me lo propuso. Me pareció genial, fue todo lo que siempre soñé: tener mi propia familia. Eso sí, decidimos que una vez que los tengamos ya no usaremos más drogas pesadas... sólo marihuana (que es re sanita). Es que cuando hay chicos de por medio... hay que pensar un poco más las cosas ¿o no? Creemos que entre nosotros más los amigos gays de Juan y sus parientes, vamos a vivir en perfecta armonía.

 Los chicos van a crecer en un ambiente muy sano, con muy buenos ejemplos. Y no te preocupes papá porque a los 16 años, al contrario de lo que mucha gente piensa, uno ya lo tiene clarísimo y sabe lo que quiere, así que... espérame porque algún día volveré y vas a ver que no me arrepentí en lo más mínimo. Te mando un beso grande y dile a mami que la amo y no la culpo por nada.
Fito.
Y cuando el  padre ya estaba casi por desplomarse sobre el piso del cuarto de su único hijo varón, termina leyendo:

PD:  Papi, no te asustes. Era todo una broma. Estoy yendo a lo de Marianita, la hija de la vecina del 301. La golfa está buenísima, solita y regalada. Esta carta fue sólo para mostrarte que hay cosas peores que las notas bajas. Mis notas están en el primer cajón de mi mesita de luz. Chao, después hablamos, chao, besos a todos otra vez, Fito...

26 marzo 2011

LA CHIMENEA


Un joven que había estudiado lógica, acudió a un rabino y solicitó ser instruido en Talmud.
"¿Lógica?" - preguntó el rabino - "dudo que eso sea suficiente para estudiar Talmud, pero te tomaré una prueba. Supongamos que dos hombres bajan por una chimenea, uno sale con la cara limpia y el otro con la cara sucia ¿Cuál se lava la cara?"


"Eso es fácil, el de la cara sucia" - respondió el estudiante
"Incorrecto" - dijo el rabino - "el de la cara limpia. Veamos: el de la cara sucia mira al de la limpia y piensa que su cara también está limpia. El de la cara limpia mira al de la sucia y piensa que su cara está sucia, así que él se lava la cara."
"No pensé en eso" - admitió el joven - "deme otra oportunidad".


"Volvamos a empezar. Dos hombres bajan por una chimenea, uno sale con la cara limpia y el otro con la cara sucia ¿Cuál se lava la cara?" - Planteó el rabino.
"Recién hemos respondido, aquel con la cara limpia" - contestó el estudiante.
"No. Ambos se lavan la cara - dijo el rabino - Aquel con la cara sucia mira al de la limpia y piensa que su cara está limpia también. Pero el de la cara limpia mira al de la sucia, y piensa que su cara también lo está, entonces se lava. Cuando el de la cara sucia ve que el de la limpia lava su cara, él también se lava. Por lo tanto ambos lavan su cara".
"No me di cuenta de esa alternativa" - expresó el joven - "deme otra oportunidad".


"Está bien. Dos hombres bajan por una chimenea, uno sale con la cara limpia y el otro con la cara sucia ¿Cuál se lava la cara?" - Preguntó el rabino.
"Ambos lavan su cara" - respondió con énfasis el estudiante.
"No. Ninguno de los dos". - Dijo el rabino - "Aquel con la cara sucia mira al de la limpia y piensa que la suya también lo está. El de la cara limpia mira al de la sucia, y piensa que su cara también está sucia. Pero cuando él ve que el hombre de la cara sucia no se lava, él tampoco se lava. Por lo tanto ninguno se lava."
"Una última oportunidad y le demostraré que puedo estudiar Talmud" - pidió el joven.
"Dos hombres bajan por una chimenea, uno sale con la cara limpia y el otro con la cara sucia ¿Cuál se lava la cara?" - Volvió a plantear el rabino.
"Ninguno" - exclamó triunfalmente el estudiante.


"¿Ves ahora por que la lógica no es suficiente para estudiar Talmud? ¿Cómo es posible que dos hombres que bajan por la misma chimenea, uno salga con la cara sucia y otra con la cara limpia? ¿No ves que la pregunta es tonta? Y si intentas contestar preguntas tontas, tu respuesta será tonta. Así que aprende algo más de lógica antes de que intentes estudiar el Talmud." - Sugirió el rabino.

25 marzo 2011

EL TIO FRANK


Es sábado por la mañana... Bob acaba de salir del trabajo, para jugar una partida de golf, y cae en la cuenta de que no ha llamado a su mujer para decirle que el técnico de la lavadora pasará a eso de las 12:00. Así es que vuelve a su despacho y llama a casa.
- Hola?"-, dice una voz de niña pequeña.
- Hola, cariño, soy papá", dice Bob. ¿Está mamá cerca del teléfono?"
- No, papi. Está arriba, en el dormitorio, con el tío Frank".
Tras una breve pausa, Bob le dice:
- "¡Pero tú no tienes ningún Tío Frank, cariño!"
- "Sí que lo tengo, y está arriba en el dormitorio con Mami!"
- "De acuerdo..., entonces..., esto es lo que quiero que hagas: deja el teléfono, corre escaleras arriba y llama a la
puerta del dormitorio,y grítales a mamá y al Tío Frank que mi coche acaba de llegar a la puerta de casa".
- "¡Vale, papi!"
Unos minutos más tarde, la niña vuelve al teléfono.
- "Ya hice lo que me dijiste, papi".
-"¿Y qué pasó?"
-"Bueno, mamá saltó de la cama sin ropa y se puso a correr chillando, se resbaló con la alfombra y salió despedida por la ventana delantera y ahora está muerta".
-"¡Oh, Dios mío!... ¿Y qué ha pasado con el tío Frank?"
-"Él también saltó de la cama sin ropa y tenía mucho miedo y saltó, por la ventana trasera, a la piscina, pero debió olvidar que la semana pasada quitaste el agua para limpiarla, así es que se ha golpeado con el fondo de la piscina y también está muerto".
Hay una pausa larga, y entonces, Bob dice:
- "¿¿¿Piscina??? Perdón, ..........

¿es el 4854-7039?

24 marzo 2011

LOS SUPERVIVIENTES


Un avión se estrella en el Pacífico Sur. Sólo sobreviven tres personas: el piloto, un auxiliar de vuelo y una azafata que se agarran a los restos del avión. Al cabo de una semana a la deriva llegan a una isla desierta, lejos de cualquier ruta aérea y marítima. Saben que no los buscarán más. Entonces se organizan la vida, construyen una bonita cabaña, la naturaleza es generosa y les provee de carne, frutas y agua fresca.

Ellos son jóvenes y fuertes. Al cabo de dos meses de convivencia en la isla, la azafata se decide a hablar de un tema con los otros dos.
- Vamos a ver amigos... Estamos solos... Y puede ser para siempre. Nos hemos respetado desde el momento en que llegamos aquí... Tenemos nuestra intimidad... Todo está fenomenal... Pero... Creo que todos tenemos ciertas carencias... Yo sé que ustedes, por delicadeza, no quieren hablar conmigo de eso, por lo tanto lo hago yo: a ver si están de acuerdo en esto... Tú me lo haces los días pares y tú los impares... Y si surge cualquier problema lo hablamos y lo solucionamos.

Todos quedaron de acuerdo y encantados por haber estado tan organizados y poder hablar del asunto... Pasan unas semanas fabulosas... Cada uno su turno: uno los días pares y el otro los impares, con un respeto y un entendimiento ejemplar.
Por desgracia, al cabo de unos meses a la chica la ataca un virus y se muere. Los dos hombres se quedan terriblemente tristes... Es una desgracia pero la vida continúa y vuelven a la rutina de antes... Un mes más tarde uno de ellos se dirige al otro y le dice:
- Escúchame, el tiempo pasa yo sé que esto es tan duro para ti como para mí, por eso tenemos que hablar... Me falta alguna cosa... Yo soy joven y no puedo seguir así.
Tú que piensas?. El otro le dio las gracias por sacar el tema y le dice que él también está pasando por la misma situación...
¿Entonces tú también piensas como yo?
Sí... Y si no funciona lo discutimos.

De acuerdo..
Entonces, ¿cómo nos lo organizamos?
Tú los días pares y yo los impares.
Está bien... No hay problema.
Y los hombres pasan otro montón de semanas geniales... Pero una noche uno le dice al otro:
Escúchame, dijimos que lo discutiríamos si algo no iba bien... Bueno, yo pienso que esto no debe continuar... Estamos solos y necesitados, pero lo que estamos haciendo no me convence. Va en contra de la naturaleza.
Me tranquilizas -le dice el otro- yo también estaba pensando como tú... me gustaría que parásemos... De todas formas ya no son las mismas sensaciones que antes.
¿Estás de acuerdo entonces?
Sí, ¿y tú?
Yo también.
Bueno, entonces,...
¿la sepultamos, no?
Sí, la sepultamos...

Aunque este cuento haya podido resultar cómico,
Ocurre muchas veces, que en nuestra comunicación, bien sea oral o escrita, especulamos sobre la conclusión de la misma sin haber llegado al final.

23 marzo 2011

EL GENIO DE LA LAMPARA


Una pareja estaba jugando al golf en un campo muy distinguido, rodeado de bellísimas mansiones. En el tercer golpe, el marido le dice a la mujer:
-Querida, ten cuidado al pegarle a la pelota, no sea que la mandes a una de esas preciosas casas y rompas un vidrio. Va a costar una fortuna repararlo.
No alcanzó a terminar la frase cuando ella da un golpe y la pelota va directamente a una ventana de la mejor casa. El marido se vuelve loco.
-Te dije que tuvieras cuidado, -¿Y ahora que hacemos? Más tranquilo dice: -Vamos a pedir disculpas y a ver cuánto nos va a costar el arreglo.
Van hasta la casa, golpean, y desde adentro una voz responde:
-Pueden entrar.
Abren la puerta y ven todo el vidrio disperso por el piso, una botella rota cerca de la mesa y a un hombre sentado en un sillón que les dice:
-¿Ustedes son los que rompieron la ventana?
-Sí -responde el marido con timidez- y lo sentimos mucho. Queremos pagar el daño...
-De ninguna manera -contesta el otro- soy yo el que debe agradecerles. Soy un genio que estuvo preso en esa botella durante miles de años. Ustedes me liberaron. Por eso puedo conceder tres deseos: les doy uno a cada uno y me guardo el tercero para mi.
-¡Que bien!! -dice el marido- Yo quiero un millón de dólares por año, durante el resto de mi vida.
-No hay problema. Es lo menos que puedo hacer por mi salvador.
-Yo quiero una casa en cada país del mundo, -agrega ella.
-Tu deseo está realizado, responde el genio.
-¿Y cual es tu deseo, Genio? -pregunta intrigado el marido.
-Bien -responde, desde que quedé preso en esa botella, hace miles de años, no tengo la oportunidad de tener sexo. Mi deseo es tener sexo con tu mujer.
El marido mira a su mujer y le dice: -Bueno, querida, nos ganamos un montón de dinero y todas esas casas. Creo que no está pidiendo mucho, a lo que la mujer asiente entusiamada.
El Genio lleva a la mujer a un cuarto y pasa alrededor de dos horas con ella. Al finalizar, mientras se visten, el genio la mira y le pregunta:
-Dime, tengo una duda: ¿Cuántos años tiene tu marido?
-Treinta y cinco, -responde ella.
-¿Y semejante pedazo de idiota todavía cree en Genios?

22 marzo 2011

LA ESPOSA SORDA


Un tipo llama al médico de cabecera de la familia:
—Ricardo, soy yo: Julián.
—Ah, ¿qué dices, Julián?
—Mira, te llamo preocupado por María.
—Pero, ¿qué pasa?
—Se está quedando sorda.
—¿Cómo que se está quedando sorda?
—Y si, viejo, necesito que la vengas a ver.
—Bueno, la sordera en general no es una cosa repentina ni aguda, así que el lunes tráemela al consultorio y la reviso.
—Pero, ¿te parece esperar hasta el lunes?
—¿Cómo te diste cuenta de que no oye?
—Y... porque la llamo y no contesta.
—Mira, puede ser una pavadita como un tapón en la oreja. A ver, hagamos una cosa: vamos a detectar el nivel de la sordera de María: ¿dónde estás tú?
—En el dormitorio.
—Y ella ¿dónde está?
—En la cocina.
—Bueno, llámala desde ahí.
—MARIAAA... No, no escucha.
—Bueno, acércate a la puerta del dormitorio y grítale por el pasillo.
—MARIIIAAA... No, viejo, no hay caso.
—Espera, no te desesperes. Toma el teléfono inalámbrico y acércate por el pasillo llamándola para ver cuándo te escucha.
—MARIAA, MARIIAAA, MARIIIAAAA... No hay caso, doctor.
Estoy parado en la puerta de la cocina y la veo, está de espaldas lavando los platos, pero no me escucha. MARIIIAAA... No hay caso.
—Acércate más.
El tipo entra en la cocina, se acerca a María, le pone una mano en el hombro y le grita en la oreja: ¡MARIIIAAAA!.La esposa furiosa se da vuelta y le dice:
—¿Qué quieres? ¡¿QUE QUIERES, QUE QUIEREEEES?!, ya me llamaste como diez veces y diez veces te contesté ¿QUÉ QUIERES?... Tú cada día estás más sordo, no sé por qué no consultas al médico de una vez.

Esto es la proyección, cada vez que vemos algo que nos molesta en otra persona, sería bueno recordar que eso que vemos, por lo menos (¡por lo menos!) también es mío.


21 marzo 2011

LA OLLA EMBARAZADA


Un señor le pidió una tarde a su vecino una olla prestada. El dueño de la olla no era demasiado solidario, pero se sintió obligado a prestarla.
A los cuatro días, la olla no había sido devuelta, así que, con la excusa de necesitarla fue a pedirle a su vecino que se la devolviera.
—Casualmente, iba para su casa a devolverla... ¡el parto fue tan difícil!
—¿Qué parto?
—El de la olla.
—¿Qué?!
—Ah, ¿usted no sabía? La olla estaba embarazada.
—¿Embarazada?
—Sí, y esa misma noche tuvo familia, así que debió hacer reposo pero ya está recuperada.
—¿Reposo?
—Sí. Un segundo por favor –y entrando en su casa trajo la olla, un jarrito y una sartén.
—Esto no es mío, sólo la olla.
—No, es suyo, esta es la cría de la olla. Si la olla es suya, la cría también es suya.
“Este está realmente loco”, pensó, “pero mejor que le siga la corriente”.
—Bueno, gracias.
—De nada, adiós.
—Adiós, adiós..Y el hombre marchó a su casa con el jarrito, la sartén y la olla.
Esa tarde, el vecino otra vez le tocó el timbre.
—Vecino, ¿no me prestaría el destornillador y la pinza?
...Ahora se sentía más obligado que antes.
—Sí, claro.
Fue hasta adentro y volvió con la pinza y el destornillador.
Pasó casi una semana y cuando ya planeaba ir a recuperar sus cosas, el vecino le tocó la puerta.
—Ay, vecino ¿usted sabía?
—¿Sabía qué cosa?
—Que su destornillador y la pinza son pareja.
—¡No! –dijo el otro con ojos desorbitados— no sabía.
—Mire, fue un descuido mío, por un ratito los dejé solos, y ya la embarazó.
—¿A la pinza?
—¡A la pinza!... Le traje la cría –y abriendo una canastita entregó algunos tornillos, tuercas y clavos que dijo había parido la pinza.
“Totalmente loco”, pensó. Pero los clavos y los tornillos siempre venían bien.
Pasaron dos días. El vecino pedigüeño apareció de nuevo.
—He notado –le dijo— el otro día, cuando le traje la pinza, que usted tiene sobre su mesa una hermosa ánfora de oro. ¿No sería tan gentil de prestármela por una noche?
Al dueño del ánfora le tintinearon los ojitos.
—Cómo no –dijo, en generosa actitud, y entró a su casa volviendo con el ánfora perdida.
—Gracias, vecino.
—Adiós.
—Adiós.
Pasó esa noche y la siguiente y el dueño del ánfora no se animaba a golpearle al vecino para pedírsela. Sin embargo, a la semana, su ansiedad no aguantó y fue a reclamarle el ánfora a su vecino.
—¿El ánfora? –dijo el vecino – Ah, ¿no se enteró?
—¿De qué?
—Murió en el parto..—¿Cómo que murió en el parto?
—Sí, el ánfora estaba embarazada y durante el parto, murió.
—Dígame ¿usted se cree que soy estúpido? ¿Cómo va a estar embarazada un ánfora de oro?
—Mire, vecino, si usted aceptó el embarazo y el parto de la olla. El casamiento y la cría del destornillador y la pinza, ¿por qué no habría de aceptar el embarazo y la muerte del ánfora?

Tu puedes elegir lo que quieras, pero no puedes ser independiente para lo que es más fácil , y no serlo en lo que es más costoso.
Tu criterio, tu libertad, tu independencia y el aumento de tu responsabilidad vienen juntos con tu proceso de crecimiento.
En nuestro refranero se diría que hay que estar para las duras y para las maduras.

20 marzo 2011

¡¡¡ADIOS MAMA!!!

Un hombre joven estaba de compras en el supermercado, cuando notó que una viejecita lo seguía por todos lados. Si él se paraba, ella se paraba al lado de él y, además, se quedaba mirándolo.
Al fin, camino a la caja, ella se atrevió a hablarle y volteándose le dijo:
- “Espero que no lo haya hecho sentirse incomodo; es sólo que usted se parece mucho a mi hijo recién fallecido”...
El joven, con un nudo en la garganta, replicó que estaba todo bien, que no había problema.
La viejita entonces le dijo:
- Joven, le quiero pedir algo poco común.
El joven le contestó diciéndole:
- Dígame en que puedo ayudarla, señora.
La viejita le dijo que quería que le dijera 'Adiós mamá' cuando se fuera del supermercado, y que esto la haría ¡Muy feliz!
El joven sabiendo que sería un gesto que llenaría el corazón y el espíritu de la viejecita, accedió gustoso. Entonces, mientras la viejita pasaba por la caja registradora se volteó y sonriendo, con la mano le dijo:
- ¡¡¡ADIOS HIJO!!!'
Él, lleno de amor y ternura, le respondió efusivamente:
- ¡¡¡ADIOS MAMA!!!'
El hombre, contento y satisfecho por que seguramente había traído un poco de alegría a la viejecita, continuó pagando sus compras.
- Son  623,54 Euros le dijo la cajera.
- ¿Cómo tanto si llevo sólo cinco cosas???
Y la cajera le dice:
- Si, pero su MAMA dijo que usted pagaría por sus cosas también.


MORALEJA: ¡¡¡No confíen en ninguna vieja que se les acerque en el supermercado!!!

19 marzo 2011

LA DECISIÓN

Un muchacho va a anunciarle a sus suegros que se va a casar con su hija. La suegra le responde que está encantada y que le ayudará en todo lo referente a la boda, pero el suegro se queda con cara de indecisión.
Va pasando el tiempo y unos días antes de la boda está el muchacho a solas con la suegra haciendo los preparativos de la boda. Con todos los preparativos no se dieron cuenta y dieron las 3 de la madrugada.
Entonces la suegra que estaba espléndida, le comenta al muchacho que siempre le ha atraído y que le encantaría que le hiciese el amor antes de que se casara con su hija. Se va hacia él, y susurrándole al oído le dice "a la derecha tienes la puerta hacia la calle, si vas hacia ella significará que pasas de mí; y a la izquierda tienes la de mi habitación, a la que yo iré, tú decides hacia dónde vas" y la suegra se marcha hacia la habitación desnudándose.
El muchacho durante un rato se queda allí, de pié, sin saber que hacer, total, no pasaría nada por un polvete que le echara a su suegra, porque ella quería, así que no le diría a nadie nada, pero por otro lado estaba el amor que sentía por su futura esposa.
Pasaba el tiempo y seguía sin saber qué hacer, hasta que decidió ir hacia la puerta de la derecha.
Cuando salió a la calle pudo divisar en su coche, apoyado, al suegro que lo miraba con cara de ironía.
Entonces le dijo el suegro: "Has hecho bien muchacho, eso que te ha dicho mi mujer era una trampa, una prueba que he querido hacerte para ver si te merecías a mi hija, y puesto que has salido por la puerta correcta, te felicito muchacho, y bienvenido a la familia" y el hombre lo abraza.


MORALEJA: Suerte que el muchacho llevaba los condones en el coche porque si los llega a llevar encima...

18 marzo 2011

CACHORROS EN VENTA


El dueño de una tienda estaba colocando un anuncio en la puerta que decía: "Cachorritos en venta ".
Esta clase de anuncios siempre atraen a los niños, y pronto un niñito apareció en la tienda preguntando cual era el precio de los perritos.
El dueño contesto que oscilaba entre 30 y 50 euros. El niño metió la mano en su bolsillo, sacó unas monedas y dijo   "Sólo tengo 2.37, ¿puedo verlos?".
El hombre sonrió y silbó. De la trastienda salió su perra corriendo seguida por cinco perritos. Uno de los perritos estaba quedándose considerablemente atrás. El niño inmediatamente señaló al perrito rezagado que cojeaba y preguntó que le pasaba.
El hombre le explicó que cuando el perrito nació, el veterinario le dijo que tenía una cadera defectuosa y que cojearía por el resto de su vida.
El niño se emocionó mucho y exclamó: "¡Ese es el perrito que yo quiero comprar!".
Pero el hombre replicó: "No, tú no vas a comprar ese cachorro, si tú realmente lo quieres, yo te lo regalo. 
El niño entonces se disgustó, y mirando directo a los ojos del hombre le dijo: "Yo no quiero que usted me lo regale. Él vale tanto como los otros perritos y yo le pagaré el precio completo  ". Le voy a dar mis 2.37 euros ahora y 50 céntimos cada mes hasta que lo haya pagado completo.
El hombre insistió contestando: Tú en verdad no querrás comprar ese perrito, hijo. Él nunca será capaz de correr, saltar y jugar como los otros perritos.
El niño se agachó y se levantó la pierna de su pantalón para mostrar su pierna izquierda, cruelmente retorcida e inutilizada, soportada por un gran aparato de metal.
Miró de nuevo al hombre y le dijo: Bueno, yo no puedo correr muy bien tampoco, y el perrito necesitará a alguien que lo entienda.
El hombre estaba ahora mordiéndose el labio, y sus ojos se llenaron de lagrimas. Sonrió y dijo: "Hijo, sólo espero y rezo para que cada uno de estos cachorritos tenga un dueño como tú "
   

17 marzo 2011

LA ESPOSA DESCONFIADA


Un matrimonio fue invitado a una fiesta de máscaras y disfraces. A ella le dolía muchísimo la cabeza y le pide al marido que se vaya solo. Él protestó, pero ella le dijo que se iba a tomar una aspirina e irse a la cama, por lo que no había necesidad de que él se quedara en la casa. Así que el marido se puso el disfraz y se fue.
La mujer, después de dormir una hora, se despertó bien, sin dolor. Como era temprano decidió ir a la fiesta. Y como el marido no sabía cuál era su disfraz, ella pensó que sería divertido observar como actuaba él cuando estaba solo. Ella llegó a la fiesta y enseguida vio al marido bailando en la pista con cada chica con la que se cruzaba, tocando un poco por acá y tirando besitos por allá.

La esposa se le acercó y empezó a seducirlo. Él dejó a la mujer con la que estaba y se dedicó a la recién llegada. Ella lo dejó avanzar todo lo que él quisiera: finalmente era su marido. En un momento, él le susurró una proposición en el oído y ella aceptó. Salieron de la fiesta y en uno de los autos tuvieron sexo. A medianoche, antes de desenmascararse, la señora se escabulló, fue a su casa, se quitó el disfraz y se metió en la cama, preguntándose qué clase de explicación le iba a dar el marido.

Cuando él entró, ella estaba sentada en la cama, leyendo.
- "¿Cómo te fue?", le preguntó.
- "Bueno, lo de siempre", dijo él. "Ya sabes que no la paso bien cuando no estoy contigo".
- "¿Bailaste mucho?"
- "Ni una sola pieza. Cuando llegué, me encontré con Pedro, Guillermo y otros muchachos, así que nos fuimos a la planta alta y jugamos póker toda la noche.

¡Lo que no me vas a poder creer es lo que le pasó al tipo al que le presté mi disfraz!"

16 marzo 2011

COMO INSTALAR EL PROGRAMA AMOR

Cliente: ¿Si? ¿Estoy llamando al departamento de Atención a Clientes?
Empleado: Así es. Buenos días. ¿En qué puedo ayudarle?
Cliente: Estuve revisando mi equipo y encontré un sistema que se llama AMOR pero no funciona. ¿Me puedes ayudar con eso?
Empleado: Claro que sí. Pero yo no puedo instalárselo; tendrá que instalarlo usted mismo, yo lo oriento por teléfono, ¿le parece?
Cliente: Sí, puedo intentarlo. No sé mucho de estas cosas, pero creo que estoy listo para instalarlo ahora. ¿Por dónde empiezo
Empleado: El primer paso es abrir tu CORAZON. ¿Ya lo localizaste?
Cliente: Sí, ya. Pero hay varios programas ejecutándose en este momento ¿No hay problema para instalar mientras siguen ejecutándose?

Empleado: ¿Cuáles son esos programas?
Cliente: Déjame ver... Tengo DOLORPASADO.EXE, BAJAESTIMA.EXE, CORAJE.EXE y RESENTIMIENTO.COM ejecutándose en este momento.
Empleado: No hay problema. AMOR borrará automáticamente DOLORPASADO.EXE de tu sistema operativo actual. Puede que se quede grabado en tu memoria permanente, pero ya no afectará otros programas. AMOR eventualmente reemplazará BAJAESTIMA.EXE con un módulo propietario del sistema llamado ALTAESTIMA.EXE. Sin embargo, tienes que apagar completamente los programas CORAJE.EXE y RESENTIMIENTO.COM. Estos programas evitan que AMOR se instale adecuadamente. ¿Los puedes apagar?

Cliente: No se cómo apagarlos. ¿Me puedes decir cómo?
Empleado: Con gusto. Ve al menú INICIO e invoca PERDON.EXE. Ejecútalo tantas veces como sea necesario hasta que CORAJE.EXE y RESENTIMIENTO.COM hayan sido borrados completamente.
Cliente: Ok... listo. AMOR ha empezado a instalarse automáticamente. ¿Es esto normal?
Empleado: Si. En breve recibirás un mensaje que dice que AMOR estará activo mientras CORAZON esté vigente. ¿Puedes ver ese mensaje?
Cliente: Si, si lo veo. ¿Ya se terminó la instalación?

Empleado: Si, pero recuerda que sólo tienes el programa base. Necesitas empezar a conectarte con otros CORAZONES para poder recibir actualizaciones.
Cliente: Oh, oh... Ya me apareció un mensaje de error. ¿Qué hago?
Empleado: ¿Qué dice el mensaje de error?
Cliente: Dice "ERROR 412 - PROGRAMA NO ACTIVO EN COMPONENTES INTERNOS". ¿Qué significa eso?
Empleado: No te preocupes, ese es un problema común. Significa que AMOR está configurado para ejecutarse en CORAZONES externos, pero no ha sido ejecutado en tu CORAZON. Es una de esas cosas técnicas complicadas de la programación, pero en términos no técnicos significa que tienes que "AMAR" tu propio equipo antes de poder "AMAR" a otros.

Cliente: Entonces, ¿qué hago?
Empleado: ¿Puedes localizar el directorio llamado AUTOACEPTACION"?
Cliente: Si, aquí lo tengo.
Empleado: Excelente, aprendes rápido
Cliente: Gracias.
Empleado: De nada. Haz "click" en los siguientes archivos para copiarlos al directorio MICORAZON: AUTOPERDON.DOC, AUTOESTIMA.TXT, VALOR.INF y REALIZACION.HTM. El sistema reemplazará cualquier archivo que haga conflicto y entrará en un modo de reparación para cualquier programa dañado.
También, debes eliminar AUTOCRITICA.EXE de todos los directorios, y después borrar todos Los archivos temporales y la papelera de reciclaje, para asegurar que se borre completamente y nunca se active.
Cliente: Entendido. ¡Hey! Mi CORAZON se está llenando con unos archivos muy bonitos. SONRISA.MPG se está desplegando en mi monitor e indica que CALOR.COM, PAZ.EXE y FELICIDAD.COM se está replicando en todo mi CORAZON.
Empleado: Eso indica que AMOR está instalado y ejecutándose. Ya lo puedes manejar de aquí. Una cosa más antes de irme...
Cliente: ¿Si?

Empleado: AMOR es un software sin costo. Asegúrate de dárselo, junto con sus diferentes módulos, a todos los que conozcas y te encuentres.

15 marzo 2011

EL ÁRBOL DE LOS PROBLEMAS


El carpintero que había contratado para ayudarme a reparar una vieja granja, acababa de finalizar un duro primer día de trabajo. Su cortadora eléctrica se dañó, lo hizo perder una hora de trabajo y ahora su antiguo camión se niega a arrancar.
Mientras lo llevaba a su casa, se sentó en silencio. Una vez que llegamos me invitó a conocer su familia. Mientras nos dirigíamos a la puerta, se detuvo brevemente frente a un pequeño árbol, tocando la punta de las ramas con ambas manos.

 Cuando se abrió una puerta, ocurrió sorprendentemente una transformación. Su bronceada cara estaba plena de sonrisas. Abrazó a sus dos pequeños hijos y le dio un beso a su esposa. Posteriormente me acompañó hasta el coche.
Cuando pasamos cerca del árbol, sentí curiosidad y le pregunté acerca de lo que había visto hacer un rato antes. "OH, ese es mi árbol de problemas " ,contestó.

Sé que no puedo evitar tener problemas en el trabajo, pero una cosa es segura: los problemas no pertenecen a la casa, ni a mi esposa ni a mis hijos. Así que simplemente los cuelgo en el árbol cada noche cuando llego a casa. Luego mañana los recojo otra vez .
"Lo divertido es , dijo sonriendo,  que cuando salgo en la mañana a recogerlos, no hay tantos como los que recuerdo haber colgado la noche anterior ".

13 marzo 2011

YO LA AMO


Hace mucho tiempo había una pareja muy feliz,
la joven era la mas linda que podía existir;
cuando de pronto fue al doctor y empezó a evitar a su novio,
a la semana ella lo llamó y le dijo que el doctor le diagnostico una enfermedad en la piel y que la cara se le estaba deformando y estaba a tal punto, que daba asco.
Al poco tiempo el novio la llamó y le dijo, que había ido al doctor y que este había dicho que estaba perdiendo muy rápidamente la vista,
y que la necesitaba, ella aceptó ya que él no la iba a poder ver, pasó el tiempo y ellos eran los mas felices del mundo;
Ella envejeció y murió, todos decian pobre el esposo está ciego y la necesitaba;
en el velorio el esposo fue como si nada y un amigo le pregunto no que estabas ciego?"
y él le respondio no, nunca lo estuve pero si no le decía eso, ella nunca iba a aceptar, casarse conmigo,
y yo la amo.....

12 marzo 2011

EL PAQUETE CON LAS GAFAS


Un amigo mío fue a Madrid, sabiendo que su novia necesitaba unas gafas porque se las había roto unas noches antes en el cine. Al pasar por unos grandes almacenes se decidió a entrar y le compró unas.
La dependienta se las envolvió y él pagó la cuenta, pero, al marcharse, en lugar de coger el paquete con las gafas, cogió uno parecido que había al lado y que contenía unas bragas que seguramente alguna clienta de las que allí había acababa de comprar.
Mi amigo no se dió cuenta de la equivocaciópn y desde allí se fue a Correos y le envió la caja a su novia junto con una carta. La chica recibió el paquete y quedó perpleja por el contenido, de manera que leyó la carta, que decía:
 
"Querida mía:
Espero que te guste el regalo que te envío, sobre todo por la falta que te hacen, ya que las tuyas las rompi hace poco en el cine. Además llevabas ya mucho tiempo con las que tenías y éstas son cosas que se tienen que cambiar de vez en cuando.
También espero que haya acertado con el diseño. La dependienta me dijo que eran la última moda y me enseño las suyas, que eran iguales. Entonces yo, para ver si eran ligeras, cogí y me las puse allí mismo. No sabes cómo se rió la dependienta, porque estos modelos para chicas quedan muy graciosos en los hombres, y más a mí, que ya sabes que tengo unos rasgos muy alargados.
Una muchacha que había allí me las pidió, se quitó las suyas y se las puso para que yo viera el efecto que hacían, y he de reconocer que le quedaban muy bien, así que me decidí y las compré, con la esperanza de vértelas puestas bien pronto.

Usalas y enséñaselas a tus padres, a tus hermanos y, en fin, a todo el mundo, a ver que dicen. Al principio te sentirás muy rara, acostumbrada a ir con las viejas, y más ahora que has estado tanto tiempo sin llevar ningunas. Si te están muy pequeñas me lo dices, que si no te van a dejar señal cuando te las quites para ir por la calle y todo el mundo va a notar que las tienes. Ten también cuidado que no te estén grandes, no sea que vayas andando y se te caigan. Llévalas con cuidado, no vayas a romperlas y, sobre todo, no vayas a dejártelas por ahí y las pierdas, que tienes la costumbre de llevarlas en la mano para que todos vean tus encantos
.
En fin, para qué te voy a pedir nada más; sólo te digo que estoy deseando vértelas puestas y que te las quites la próxima vez que vayamos al cine.
Este es el mejor regalo que podría hacerte, cariño".

11 marzo 2011

MAESTRO PABLO


Dos parejas están jugando a las cartas. De repente, a Pablo se le caen unas cartas al suelo. Cuando se agacha para levantarlas, nota que la mujer de Joaquín (que está muy fuerte) NO está usando ropa interior y ha abierto provocativamente sus piernas para que él la vea sin problemas.
Medio incómodo, Pablo se golpea la cabeza con la mesa y se levanta con cierto rubor en el rostro. Más tarde, Pablo va a la cocina a buscar una cerveza y la mujer de Joaquín lo sigue y le pregunta:
- Viste algo interesante debajo de la mesa? 

Pablo admite que sí...

Y ella continúa:

- Puede ser tuyo, por sólo 20 euros.Pablo piensa un minuto, y admite estar interesado.
Quedan en encontrarse el viernes siguiente a las 2 p.m., cuando Joaquín estuviera en la oficina.
El viernes, Pablo va a la casa de Joaquín y, después de una sesión de sexo frenètico le paga a la mujer los 20 euros acordados.


Rato después llega Joaquín y le pregunta a su mujer:
-¿Dime.. Pablo estuvo aquí hoy  por la tarde?
La mujer un tanto sorprendida (y un poco asustada), responde que sí.
- ¿Y te dió 20 euros
- (Dios mío, él lo sabe!!! ), piensa ella. Y finalmente dice:
- Siii, me los dio... por qué...?

- Ah, que bueno! -responde Joaquín, el pasó por mi oficina en la mañana y me pidió 20 euros prestados. Me dijo que me los devolvería esta tarde al pasar por casa y que te las dejaría a ti si yo no estaba... Menos mal que no me falló...! ! esos son amigos de verdad! no como tus amigas que son todas furcias que engañan al marido.

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ MAESTRO PABLO !!!!!!!!!!!

10 marzo 2011

LA HISTORIA DEL LAPIZ


El niño miraba al abuelo escribir una carta. En un momento dado, le preguntó:
–¿Estás escribiendo una historia que nos pasó a los dos? ¿Es, quizá, una historia sobre mí?
El abuelo dejó de escribir, sonrió y dijo al nieto:
–Estoy escribiendo sobre ti, es cierto. Sin embargo, más importante que las palabras es el lápiz que estoy usando. Me gustaría que tú fueses como él cuando crezcas.
El niño miró el lápiz, intrigado, y no vio nada de especial.
–¡Pero si es igual a todos los lápices que he visto en mi vida!
–Todo depende del modo en que mires las cosas. Hay en él cinco cualidades que, si consigues mantenerlas, harán de ti una persona por siempre en paz con el mundo.

Primera cualidad: puedes hacer grandes cosas, pero no olvides nunca que existe una mano que guía tus pasos. A esta mano nosotros la llamamos Dios, y Él siempre te conducirá en dirección a su voluntad.

Segunda: de vez en cuando necesito dejar de escribir y usar el sacapuntas. Eso hace que el lápiz sufra un poco, pero al final está más afilado. Por lo tanto, debes ser capaz de soportar algunos dolores, porque te harán mejor persona.

Tercera: el lápiz siempre permite que usemos una goma para borrar aquello que está mal. Entiende que corregir algo que hemos hecho no es necesariamente algo malo, sino algo importante para mantenernos en el camino de la justicia.

Cuarta: lo que realmente importa en el lápiz no es la madera ni su forma exterior, sino el grafito que hay dentro. Por lo tanto, cuida siempre de lo que sucede en tu interior.

Finalmente, la quinta cualidad del lápiz: siempre deja una marca. De la misma manera, has de saber que todo lo que hagas en la vida dejará trazos, e intenta ser consciente de cada acción.

08 marzo 2011

EL BILLETE


Pablo, con el rostro abatido de pensar, se reúne con su amiga Laura en un bar a tomar un café. Deprimido, descargó en ella sus angustias... que el trabajo, que el dinero, que la relación con su pareja, que su vocación!... Todo parecía estar mal en su vida.
Laura introdujo la mano en su bolso, sacó un billete de 50 euros y le dijo: ¿Quieres este billete?


Pablo, un poco confundido al principio, le contestó: Claro, Laura... son 50 euros, ¿quién no los querría?
 
Entonces Laura tomó el billete en uno de sus puños y lo arrugó hasta hacerlo una pequeña bola. Mostrando la estrujada pelotita a Pablo, volvió a preguntarle: Y ahora, ¿lo quieres también?

Laura, no sé qué pretendes con esto, pero siguen siendo 50 euros. Claro que lo cogeré si me lo das.
Laura desdobló el arrugado billete, lo tiró al suelo y lo restregó con el pie, levantándolo luego sucio y marcado. ¿Lo sigues queriendo?

Mira, Laura, sigo sin entender a donde vas, pero es un billete de 50 euros, y mientras no lo rompas, conserva su valor...
Pablo, debes saber que aunque a veces algo no salga como quieres, aunque la vida te arrugue o pisotee, sigues siendo tan valioso como siempre lo has sido.

Lo que debes preguntarte es cuánto vales en realidad y no lo golpeado que puedas estar en un momento determinado.
Pablo se quedó mirando a Laura sin atinar con palabra alguna, mientras el impacto del mensaje penetraba profundamente en su cerebro.

Laura puso el arrugado billete a su lado en la mesa y con una sonrisa cómplice agregó: Toma, guárdalo, para que te acuerdes de esto cuando te sientas mal... pero me debes un billete nuevo de 50 euros para poderlo usar con el próximo amigo que lo necesite. Le dio un beso en la mejilla y se alejó hacia la puerta.
Pablo volvió a mirar el billete,sonrió,lo guardo y con una
renovada energia llamó al camarero para pagar la cuenta...
 ¿Cuántas veces dudamos de nuestro propio valor, de que realmente merecemos más y que podemos conseguirlo si nos lo proponemos?. Claro que no basta con el mero propósito... Se requiere acción y existen muchos caminos.

07 marzo 2011

QUIERO

Quiero que me oigas sin juzgarme.
Quiero que opines sin aconsejarme.
Quiero que confíes en mi sin exigirme.
Quiero que me ayudes sin intentar decidir por mi.
Quiero que me cuides sin anularme.
Quiero que me mires sin proyectar tus cosas en mi
Quiero que me abraces sin asfixiarme.
Quiero que me animes sin empujarme.
Quiero que me sostengas sin hacerte cargo de mi.
Quiero que me protejas sin mentiras.
Quiero que te acerques sin invadirme.
Quiero ...que conozcas las cosas mías que más te disgusten, que las aceptes y no pretendas cambiarlas.
Quiero que sepas, que hoy...hoy puedes contar conmigo sin condiciones....

06 marzo 2011

MIRA LAS ESTRELLAS




Mi amor
 mira esta noche el cielo
 cada estrella que veas
 es un destello de amor que te mando
 la que mas brille...
 te dira hasta que punto te quiero....

05 marzo 2011

QUE BONITO




que bonito devolver la sonrisa a unos ancianos.
Solo hablarles,hacerles compañia aunque sea solo media hora,
para devolverles un poco de felicidad.
Es lo que hago,
los visito todas las tardes,les devuelvo la esperanza,
un beso en sus mejillas,
ellos me sonrien y me dan las gracias,
antes de irme les digo hasta mañana.
me hacen una señal con la mano,
que sencillo, solo una sonrisa,un beso y unas palabras,
que rompan su monotonia.
que bonito......

LA FLOR MAS HERMOSA


En una árida región del Lejano Oriente había una vez un pequeño reino que estaba en guerra con un país vecino. El reino estaba devastado y su monarca había muerto en la última batalla.

 Al enterarse de la muerte del rey, y sabiendo que no había sucesor, la población entera se reunió para exigirle al Consejo de Ancianos que elevara al trono a alguien que fuera verdaderamente amante de la vida para que nunca más la guerra terminara con la existencia de tantos.....
El Consejo sabía que se debía tener mucho cuidado con las siguientes decisiones. También ellos querían poner su reino en manos de alguien sabio y honesto. Así fue que, durante días, estuvieron pensando y debatiendo; debatiendo y pensando. ¿Cómo elegir entre todos los jóvenes a la mejor persona para ocupar el trono?

Para una primera seleción, pidieron que cada ciudad, cada condado, cada comarca mandara a su mejor candidato a la corona para presentarse ante el Consejo. A los pocos Días, los jóvenes llegaron al palacio. Ente ellos estaba Liú, pastora que había sido seleccionada en un pueblecito de las montañas.

- Yo no quiero se la futura emperatriz - Había dicho Liú a sus padres.

- Hija, nuestro pueblo cree que tú eres la mejor para conducirnos a una vida de paz - le había respondido la madre - aunque la decisión definitiva, acerca de ir o no ir, es tuya.
Liú, que amaba mucho a la gente, había decidido aceptar sus demandas y emprender el largo camino hasta el palacio. Allí estaba, junto a cientos de muchachos y muchachas de todo el reino, reunidos ante el Consejo de Ancianos. Su portavoz, el más viejo de todos, les dio la bienvenida y les dijo:

- Cada cual va a recibir una semilla. La plantará y la cuidará con sus propias manos en la tierra de su pueblo natal. Cuando vuelva la primavera, nos reuniremos de nuevo aquí, cada cual con su planta crecida en una maceta. Quien tenga la planta con la flor más hermosa será quien ocupe el trono.

Liú tomó su semilla y se ocupó de envolverla amorosamente en su pañuelo de seda. Y después la guardó, teniendo mucho cuidado de no apretarla ni golpearla, en su bolsa de cuero. Una vez en su pueblo, plantó la semilla en una maceta con el mismo cuidado y suavidad con que la había transportado hasta allí. La hundió en la mejor tierra que pudo encontrar y, siguiendo los consejos de sus vecinos más sabios, la regó cada día, pero ni mucho ni poco.

Los días pasaron, pero en la maceta no aparecía nada. Liú siguió regando la tierra sin exagerar y esperó pacientemente. Los meses pasaron y nada sucedió. Ella añadió tierra nueva y se animó a agregar un poco de abono. También la cambió de lugar, le cantó y le habló animando a la flor a crecer.

Cuando por fin llegó la primavera, Liú se dio cuenta de que era hora de realizar de nuevo el largo viaje hacia el palacio real, aunque también supo que no valía la pena: En su maceta sólo habían aparecido unos pocos tallos que hicieron ilusionar a algunos, pero que resultaron ser simples hierbas silvestres. De la flor no había ni un solo indicio. Por una parte, es bueno reconocerlo, Liú se alegró. Ella no tenía ningún deseo de cambiar su vida sencilla por la de una emperatriz. Pero, por otra, cargaba a la vez con la pena de su gente. Liú decidió hablarles antes de partir.

- Vosotros sabéis que acepté ser vuestra representante por el amor y el respeto que os tengo. Yo fui a palacio, a pesar de que no quería cambiar mi vida entre vosotros por la vida de emperatriz. pero esta vez tengo dudas...Mirad mi maceta...¿qué sentido tiene ir? Ni siquiera hay una flor para competir. Si voy, ¿no os dejaré en mal lugar?

El pueblo hizo corrillos para discutir qué responder a Liú. Luego empezaron a expresar sus conclusiones:

- No tengas vergüenza de ir, querida Liú. Nuestro pueblo nunca ha pretendiodo ser mejor que otro. Sólo somos un pueblo hermano de otros pueblos que quiere compartir con ellos su búsqueda de paz. Solamente faltar a la cita nos dejaría en un mal lugar. Lo has hecho lo mejor que has podido y te hemso ayudado hasta donde supimos. Sin embargo, en última instancia, la decisión es tuya.

Liú se pasó toda la noche reflexionando, y a amanecer, empezó a andar hacia el palacio. ¡Qué maravillosa escena había cuando llegó al salón del Trono! Los muchachos y muchachas estaban otra vez allí, pero ahora con sus macetas repletas de hermosas flores. Si una flor era bella, la otra lo era más aún.

El Consejo se desplazó por el salón examinando cada maceta, una a una, antes de tomar ninguna decisión. Liú casi ni se veía entre todos, cabizbaja con su maceta, la única sin flor...Los miembros del Consejo iban terminando su recorrido y se reunían para conversar entre ellos. Liú ni siquiera vio cuando uno de ellos se acercó a ella y miró la tierra de su maceta antes de regresar en silecio a reunirse con los demás. Y seguía con los jojos bajos cuando el portavoz se acercó a ella seguido de todo el Consejo y dijo:

- Esta niña será nuestra emperatriz.

Liú levantó la vista para ver a quién habían elegidoy vio que el anciano se dirigía a ella...
Y vio a todos los demás poner una rodilla en el suelo para reverenciarla.....
- Pero si mi maceta no ha florecido...

El Portavoz habló ahora para todos:

- Nosotros tostamos cada una de las semillas que repartimos. Ninguna podía florecer. Quisimos asegurarnos de que el trono lo ocuparía una persona honesta, y es ésa la flor que nos ha traído esta joven en su vacía maceta -y Dándose la vuelta le dijo-: Tenemos mucha belleza por aquí, pero lo importante para este reino es su actitud....

Dios bendiga a nuestra emperatriz....

TODOS SOMOS IGUALES

04 marzo 2011

EL CRUCE DEL RIO


Había una vez dos monjes Zen que caminaban por el bosque de regreso al monasterio. Cuando llegaron al río, una mujer lloraba en cuclillas cerca de la orilla. Era joven y atractiva.
—¿Qué te sucede? –le preguntó el más anciano.
—Mi madre se muere. Ella está sola en su casa, del otro lado del río y yo no puedo cruzar. Lo intenté –siguió la joven— pero la corriente me arrastra y no podré llegar nunca al otro lado sin ayuda... pensé que no la volvería a ver con vida. Pero ahora... ahora que aparecisteis vosotros, alguno de los dos podrá ayudarme a cruzar...
—Ojalá pudiéramos –se lamentó el más joven—. Pero la única manera de ayudarte, sería cargarte a través del río y nuestros votos de castidad nos impiden todo contacto con el sexo opuesto. Eso está prohibido... lo siento.

—Yo también lo siento –dijo la mujer y siguió llorando.
El monje más viejo se arrodilló, bajó la cabeza y dijo:
—Sube
La mujer no podía creerlo, pero con rapidez tomó su atadito de ropa y montó a horcajadas sobre el monje
.Con bastante dificultad el monje cruzó el río, seguido por el otro más joven.

Al llegar al otro lado, la mujer descendió y se acercó en actitud de besar las manos del anciano monje..—Está bien, está bien –dijo el viejo retirando las manos— , sigue tu camino.
La mujer se inclinó en gratitud y humildad, tomó sus ropas y corrió por el camino al pueblo.
Los monjes, sin decir palabra, retomaron su marcha al monasterio.
...Faltaban aún diez horas de caminata.
Poco antes de llegar, el joven le dijo al anciano:

—Maestro, tú sabes mejor que yo de nuestro voto de abstinencia. No obstante, cargaste sobre tus hombros a aquella mujer todo el ancho del río.
—Yo la llevé a través del río, es cierto, ¿pero qué pasa contigo que la cargas todavía sobre los hombros?

saca tu propia conclusión , yo la mia ya la tengo....

03 marzo 2011

EL PORTERO DEL PROSTIBULO

 
 No había en el pueblo un oficio peor conceptuado y peor pagado que el de portero del prostíbulo. Pero ¿qué otra cosa podría hacer aquel hombre?


De hecho, nunca había aprendido a leer ni a escribir, no tenía ninguna otra actividad ni oficio. En realidad, era su puesto porque su padre había sido portero de ese prostíbulo y también antes, el padre de su padre.


Durante décadas, el prostíbulo se pasaba de padres a hijos y la portería se pasaba de padres a hijos.
Un día, el viejo propietario murió y se hizo cargo del prostíbulo un joven con inquietudes, creativo y emprendedor. El joven decidió modernizar el negocio.
Modificó las habitaciones y después citó al personal para darle nuevas instrucciones.


Al portero, le dijo: A partir de hoy usted, además de estar en la puerta, me va a preparar una planilla semanal. Allí anotará usted la cantidad de parejas que entran día por día. A una de cada cinco, le preguntará cómo fueron atendidas y qué corregirían del lugar. Y una vez por semana, me presentará esa plantilla con los comentarios que usted crea convenientes.
El hombre tembló, nunca le había faltado disposición al trabajo pero.....
Me encantaría satisfacerlo, señor - balbuceó - pero yo... yo no sé leer ni escribir.
¡Ah! ¡Cuánto lo siento! Como usted comprenderá, yo no puedo pagar a otra persona para que haga esto y tampoco puedo esperar hasta que usted aprenda a escribir, por lo tanto...
Pero señor, usted no me puede despedir, yo trabajé en esto toda mi vida, también mi padre y mi abuelo...
No lo dejó terminar.


Mire, yo comprendo, pero no puedo hacer nada por usted. Lógicamente le vamos a dar una indemnización, esto es, una cantidad de dinero para que tenga hasta que encuentre otra cosa. Así que, lo siento. Que tenga suerte.
Y sin más, se dio vuelta y se fue.


El hombre sintió que el mundo se derrumbaba. Nunca había pensado que podría llegar a encontrarse en esa situación. Llegó a su casa, por primera vez desocupado. ¿Qué hacer?
Recordó que a veces en el prostíbulo, cuando se rompía una cama o se arruinaba una pata de un ropero, él, con un martillo y clavos se las ingeniaba para hacer un arreglo sencillo y provisorio. Pensó que esta podría ser una ocupación transitoria hasta que alguien le ofreciera un empleo.


Buscó por toda la casa las herramientas que necesitaba, sólo tenía unos clavos oxidados y una tenaza mellada.
Tenía que comprar una caja de herramientas completa.
Para eso usaría una parte del dinero recibido.
En la esquina de su casa se enteró de que en su pueblo no había una ferretería, y que debía viajar dos días en mula para ir al pueblo más cercano a realizar la compra.
¿Qué más da? Pensó, y emprendió la marcha.


A su regreso, traía una hermosa y completa caja de herramientas. No había terminado de quitarse las botas cuando llamaron a la puerta de su casa. Era su vecino.
Vengo a preguntarle si no tiene un martillo para prestarme.
Mire, sí, lo acabo de comprar pero lo necesito para trabajar... como me quedé sin empleo...
Bueno, pero yo se lo devolvería mañana bien temprano.
Está bien.


A la mañana siguiente, como había prometido, el vecino tocó la puerta. Mire, yo todavía necesito el martillo. ¿Por qué no me lo vende?
No, yo lo necesito para trabajar y además, la ferretería está a dos días de mula.
Hagamos un trato - dijo el vecino- Yo le pagaré a usted los dos días de ida y los dos de vuelta, más el precio del martillo, total usted está sin trabajar. ¿Qué le parece?.
Realmente, esto le daba un trabajo por cuatro días...
Aceptó. Volvió a montar su mula.


Al regreso, otro vecino lo esperaba en la puerta de su casa.
Hola, vecino. ¿Usted le vendió un martillo a nuestro amigo?
Sí...
Yo necesito unas herramientas, estoy dispuesto a pagarle sus cuatros días de viaje, y una pequeña ganancia por cada herramienta. Usted sabe, no todos podemos disponer de cuatro días para nuestras compras.
El ex - portero abrió su caja de herramientas y su vecino eligió una pinza, un destornillador, un martillo y un cincel. Le pagó y se fue.


"...No todos disponemos de cuatro días para compras", recordaba. Si esto era cierto, mucha gente podría necesitar que él viajara a traer herramientas.
En el siguiente viaje decidió que arriesgaría un poco del dinero de la indemnización, trayendo más herramientas que las que había vendido. De paso, podría ahorrar algún tiempo de viajes.
La voz empezó a correrse por el barrio y muchos quisieron evitarse el viaje.


Una vez por semana, el ahora corredor de herramientas viajaba y compraba lo que necesitaban sus clientes.
Pronto entendió que si pudiera encontrar un lugar donde almacenar las herramientas, podría ahorrar más viajes y ganar más dinero. Alquiló un galpón.
Luego le hizo una entrada más cómoda y algunas semanas después con una vidriera, el galpón se transformó en la primer ferretería del pueblo.
Todos estaban contentos y compraban en su negocio. Ya no viajaba, de la ferretería del pueblo vecino le enviaban sus pedidos. Él era un buen cliente.


Con el tiempo, todos los compradores de pueblos pequeños más lejanos preferían comprar en su ferretería y ganar dos días de marcha.
Un día se le ocurrió que su amigo, el tornero, podría fabricar para él las cabezas de los martillos.
Y luego, ¿por qué no? Las tenazas... y las pinzas... y los cinceles. Y luego fueron los clavos y los tornillos.....
Para no hacer muy largo el cuento, sucedió que en diez años aquel hombre se transformó con honestidad y trabajo en un millonario fabricante de herramientas. El empresario más poderoso de la región.


Tan poderoso era, que un año para la fecha de comienzo de las clases, decidió donar a su pueblo una escuela. Allí se enseñaría además de lectoescritura, las artes y los oficios más prácticos de la época.
El intendente y el alcalde organizaron una gran fiesta de inauguración de la escuela y una importante cena de agasajo para su fundador. A los postres, el alcalde le entregó las llaves de la ciudad y el intendente lo abrazó y le dijo:


Es con gran orgullo y gratitud que le pedimos nos conceda el honor de poner su firma en la primer hoja del libro de actas de la nueva escuela.El honor sería para mí - dijo el hombre -. Creo que nada me gustaría más que firmar allí, pero yo no sé leer ni escribir. Yo soy analfabeto.


¿Usted? - dijo el intendente, que no alcanzaba a creerlo - ¿Usted no sabe leer ni escribir? ¿Usted construyó un imperio industrial sin saber leer ni escribir? Estoy asombrado. Me pregunto, ¿qué hubiera hecho si hubiera sabido leer y escribir?
Yo se lo puedo contestar - respondió el hombre con calma -.

Si yo hubiera sabido leer y escribir... sería portero del prostíbulo!....