28 febrero 2011

MOISES,JESUS Y EL VIEJECITO



Moisés, Jesús y un viejito decidieron disputar un juego de golf, y el campo se llenó de fanáticos antes del partido.

En el hoyo considerado como el más difícil porque tenía un lago en el medio, Moisés tiró primero. La pelota salió disparada, cayó en el medio del lago y se hundió. Moisés caminó hasta el borde, alzó su palo, hizo que se abrieran las aguas, bajó caminando hasta donde estaba la pelota y, de un golpe, la sacó del fondo. Con sólo otro golpe, la metió en el hoyo, y la gente aplaudió emocionada.
Luego fue el turno de Jesús. La pelota salió igualmente disparada, e igualmente fue derecho al lago, pero de repente se detuvo y quedó suspendida a escasos centímetros de la superficie. Jesús caminó entonces sobre las aguas y con un golpe preciso, mandó la pelota directamente al hoyo. La ovación de la gente fue ensordecedora.
Por último, le tocó el turno al viejito. La pelota, una vez más, cayó en el lago y se hundió, y el público hizo un respetuoso silencio preguntándose qué podría hacer el pobre viejo. De pronto, del agua saltó un pez con la pelota en la boca y, justo en ese momento, pasó un águila que lo pescó al vuelo. El águila se alejó volando por el límpido cielo llevando el pez en su pico, mientras éste sostenía aún la pelota. Entonces, como salida de la nada, apareció una nube negra, y de ella brotó un rayo que, pegando certeramente en la cabeza del águila, la hizo caer. En su descenso, el ave soltó al pez, el pez soltó la pelota y ésta cayó exactamente en el hoyo. Primero se hizo un silencio dramático y luego la gente, enloquecida, irrumpió en cerrado aplauso para el viejito.
Jesús se acercó entonces al viejito, que sonreía tímidamente, y le dijo: - Papá... dejate de joder.

DIA DE SUERTE



Ese dia en el desayuno,el camarero le acercó una bandeja que en lugar de las consabidas seis tostadas
que acompañaban cada mañana a su mermelada,contenia siete.
El hecho hubiera hubiera quedado en el olvido si no fuera porque el billete del autobús que habia tomado
al salir de su casa tenia el número 07070707.
El señor Pérez se dio cuenta de que todo esto era mucho más que una coincidencia,Era una especie de señal.llamado"
Una extraña señal,sobre todo al recordar en un leve ejercicio de memoria que él mismo había nacido un 7 de julio.
Como para alejar de sí estas extrañas ideas,abrió el periódico al azar,no casualmente en la pagina siete.
Alli en el centro de la hoja,se encontró con la foto de un caballo llamado "fortunaamispatas" que,con el número siete
competiría en la carrera siete del dia siguiente,dia 7.El señor Pérez contó las letras del nombre del caballo,eran 16 y sumó 6+1:7.
Y en un reflejo ancestral alzó la vista al cielo en señal de gratitud.
A la mañana siguiente entró en el banco y retiró todos sus ahorros y como le parecieron magros hipotecó la casa y consiguió
un préstamo.Luego cogió un taxi,cuya placa por supuesto,terminaba en siete.
Llegó al hipódromo y apostó todo el dinero al caballo número siete en la séptima carrera;coincidentemente,aunque esta vez
con su complicidad,hizo su jugada en la ventanilla siete.
Después de la apuesta se sentó -podría jurar que fue sin darse cuenta- en la butaca siete de la fila siete.Y esperó.
Cuando arrancó la septima carrera,la grada se puso de pie y estalló en un desorden desproporcionado;pero él se mantuvo
con serenidad.
El caballo siete tomó la delantera desde el arranque y pasó al frente del pelotón ante las gradas,entre el repicar de los cascos,
la vorágine de polvo y los gritos de la multitud.
La carrera finalizó precisamente a las siete en punto y el caballo número siete,de la carrera siete.....
Como todo lo indicaba......Llegó septimó......


27 febrero 2011

CITAS DE AMOR


Aprendemos a amar no cuando encontramos a la persona perfecta, sino cuando llegamos a ver de manera perfecta a una persona imperfecta.


El amor es el único deporte que no se suspende por falta de luz.....


El amor es ciego, pero los vecinos no...


Hay quien ha venido al mundo para enamorarse de una sola y determinada mujer y, consecuentemente, no es probable que tropiece con ella...


La peor forma de extrañar a alguien es estar sentado a su lado y saber que nunca lo podrás tener...


No llores porque ya se terminó, sonríe porque sucedió...


Ninguna persona merece tus lágrimas, y quien se las merezca no te hará llorar...


si tu corazón dejase de latir te daria el mio,de todos modos,sin ti no me serviria para nada


si tú fueras lagrima no lloraria nunca porque tendria miedo de perderte...


Amar es fácil,lo más dificil,es hacerse amar por quien amamos!!

CARTA A UNA AMIGA

video

26 febrero 2011

LA CATEDRAL DE SANTIAGO DE COMPOSTELA



click si dessous pour visiter l'interieur de la cathedrale aux moindres details...3D
click en el enlace d abajo para visitar el interior d la catedral con todos sus detalles....3D

08 febrero 2011

¿Y DESPUES DE LA VACA?



“Para impartir una lección a su joven un discípulo un maestro decidió una tarde que ambos visitaran algunos de los parajes más pobres de la provincia. Después de caminar un largo rato, encontraron el vecindario más triste y desolador de la comarca y se dispusieron a buscar la más humilde de todas las viviendas. Aquella casucha a medio derrumbarse, que se encontraba en la parte más alejada del caserío, era sin duda alguna, la más pobre de todas (…) en aquella casucha de apenas seis metros cuadrados vivían ocho personas. El padre, la madre, cuatro hijos y dos abuelos se las arreglaban para acomodarse de cualquier manera en aquel reducido espacio”


“Curiosamente en medio de este estado de penuria y pobreza total la familia contaba con una sola posesión, extraordinaria bajo tales circunstancias, una vaca. Una flacuchenta vaca cuya leche le proveía a la familia algo para sobrevivir. La vaca era la única posesión material con la que contaban y lo único que los separaba de la miseria total. Y allí en medio de la basura y del desorden, el maestro y el discípulo pasaron la noche. Al día siguiente muy temprano y asegurándose de no despertar a nadie, los dos viajeros se dispusieron a continuar su camino.
“Ante la incrédula mirada del joven, y sin que éste pudiera hacer algo para evitarlo, súbitamente el anciano sacó una daga que llevaba en su bolsa y de un solo tajo degolló a la pobre vaca que se encontraba atada a la puerta de la vivienda. ¿Qué has hecho maestro? – dijo el joven susurrando angustiadamente para no despertar a la familia - ¿Qué lección es ésta que deja a una familia en una ruina total?, ¿Cómo has podido matar esta pobre vaca que era su única posesión?. Sin inmutarse ante la preocupación de su joven discípulo y sin hacer caso de sus interrogantes, el anciano se dispuso a continuar su marcha. Así pues, dejando atrás aquella macabra escena, maestro y discípulo partieron. El primero, aparentemente indiferente ante la suerte que le esperaba a la pobre familia por la pérdida del animal. Durante los siguientes días al joven le asaltaba una y otra vez la nefasta idea de que, sin la vaca, la familia seguramente moriría de hambre. ¿Qué otra suerte podrían correr tras haber perdido su única fuente de sustento?”
“La historia cuenta, un año más tarde, los dos hombres decidieron pasar nuevamente por aquel paraje para ver qué había ocurrido con la familia. Buscaron en vano la humilde vivienda. En el lugar donde estaba antes la humilde casucha, se levantaba ahora una casa grande, recientemente construida (…) y cuál no sería su sorpresa cuando, del interior de la casa, vieron salir al mismo dueño que antes les había dado posada. Sin embargo, su aspecto era totalmente distinto. Sus ojos brillaban, vestía ropas limpias, iba aseado y su amplia sonrisa mostraba que algo significativo había sucedido.”


“El hombre les confesó a los dos viajeros que su primera reacción ante la muerte de la vaca fue de desesperación y angustia y contó que se habían dado cuenta que a menos que hicieren algo hasta su propia supervivencia se hallaría amenazada. Necesitábamos comer y buscar alimento para nuestros hijos así que limpiamos la parte posterior de la casucha y sembramos legumbres y hortalizas con tal éxito que sobró hasta para vender. Tuvimos mucho éxito con la producción y ahora producimos y distribuimos para todo el pueblo.”


“El maestro, que había permanecido en silencio escuchando el relato fascinante del hombre, llevó al joven a un lado y le preguntó en voz baja:

- ¿Tú crees que si esta familia tuviese aún su vaca, habría logrado todo esto?