05 diciembre 2011

LA GRANDEZA DEL MAR...


¿Sabes por qué el mar es tan grande
¿Tan inmenso?
¿Tan poderoso ?

Porque tuvo la humildad de ponerse algunos centímetros abajo de todos los ríos.
Sabiendo recibir, se volvió grande.
Si quisiera ser el primero, muchos centímetros encima de todos los ríos, no sería mar, sino isla.Toda su agua iría para los otros y estaría aislado.
La pérdida forma parte de la vida.
La caída forma parte de la vida.
La muerte forma parte de la vida.

Es imposible vivir en plena satisfacción.
Necesitamos aprender a perder, a caer, a equivocarnos y a morir.Imposible ganar sin saber perder.
Imposible andar sin saber caer.
Imposible acertar sin equivocarse.
Imposible vivir sin saber vivir.
Si tú aprendes a perder, a caer, a equivocarte, nadie podrá controlarte.
Porque lo máximo que te puede ocurrir es caer, errar y perder.
Y esto tú ya lo sabes.

Bienaventurado aquel que ya consigue recibir con la misma naturalidad
el logro y la pérdida...
el acierto y el error...
el triunfo y la caída...

04 diciembre 2011

EL LEPERO Y SU CAMIÓN....


Va uno de Lepe con su camión por la carretera, y al llegar a un tunel se da cuenta de que el camión no cabe.
Se baja del camión, coje un pico, y se pone a romper el techo del túnel.
Al rato, llega la Guardia Civil, y le pregunta:
- ¿Pero qué hace Ud.?, porque no desinfla un poco las ruedas para que el camión baje y ya verá como entonces le cabe.
Y va el de Lepe y les dice:

- ¡Mira que me joden a mi los listos!...A ver, ¿por donde pega el camión, por arriba o por abajo?

03 diciembre 2011

EL PORTERO DEL PROSTIBULO...


No había en el pueblo un oficio peor conceptuado y peor pago que el de portero del prostíbulo. Pero ¿qué otra cosa podría hacer aquel hombre? De hecho, nunca había aprendido a leer ni a escribir, no tenía ninguna otra actividad ni oficio. En realidad, era su puesto porque su padre había sido portero de ese prostíbulo y también antes, el padre de su padre.
Durante décadas, el prostíbulo se pasaba de padres a hijos y la portería se pasaba de padres a hijos. Un día, el viejo propietario murió y se hizo cargo del prostíbulo un joven con inquietudes, creativo y emprendedor. El joven decidió modernizar el negocio.

Modificó las habitaciones y después citó al personal para darle nuevas instrucciones.
Al portero, le dijo:
- A partir de hoy usted, además de estar en la puerta, me va a preparar una planilla semanal. Allí anotará usted la cantidad de parejas que entran día por día. A una de cada cinco, le preguntará cómo fueron atendidas y qué corregirían del lugar. Y una vez por semana, me presentará esa planilla con los comentarios que usted crea convenientes.

El hombre tembló, nunca le había faltado disposición al trabajo pero.....
- Me encantaría satisfacerlo, señor -balbuceó- pero yo... yo no sé leer ni escribir.
- ¡Ah! ¡Cuánto lo siento! Como usted comprenderá, yo no puedo pagar a otra persona para que haga esto y tampoco puedo esperar hasta que usted aprenda a escribir, por lo tanto...
- Pero señor, usted no me puede despedir, yo trabajé en esto toda mi vida, también mi padre y mi abuelo...
No lo dejó terminar.
- Mire, yo comprendo, pero no puedo hacer nada por usted. Lógicamente le vamos a dar una indemnización, esto es, una cantidad de dinero para que tenga hasta que encuentre otra cosa. Así que, lo siento. Que tenga suerte. Y sin más, se dio vuelta y se fue.

El hombre sintió que el mundo se derrumbaba. Nunca había pensado que podría llegar a encontrarse en esa situación. Llegó a su casa, por primera vez desocupado. ¿Qué hacer?
Recordó que a veces en el prostíbulo, cuando se rompía una cama o se arruinaba una pata de un ropero, él, con un martillo y clavos se las ingeniaba para hacer un arreglo sencillo y provisorio. Pensó que esta podría ser una ocupación transitoria hasta que alguien le ofreciera un empleo.

Buscó por toda la casa las herramientas que necesitaba, sólo tenía unos clavos oxidados y una tenaza mellada. Tenía que comprar una caja de herramientas completa. Para eso usaría una parte del dinero recibido.
En la esquina de su casa se enteró de que en su pueblo no había una ferretería, y que debía viajar dos días en mula para ir al pueblo más cercano a realizar la compra. ¿Qué más da? Pensó, y emprendió la marcha.
A su regreso, traía una hermosa y completa caja de herramientas. No había terminado de quitarse las botas cuando llamaron a la puerta de su casa. Era su vecino.

- Vengo a preguntarle si no tiene un martillo para prestarme.
Mire, sí, lo acabo de comprar pero lo necesito para trabajar... como
me quedé sin empleo...
- Bueno, pero yo se lo devolvería mañana bien temprano.
- Está bien.
A la mañana siguiente, como había prometido, el vecino tocó la puerta.
- Mire, yo todavía necesito el martillo. ¿Por qué no me lo vende?
- No, yo lo necesito para trabajar y además, la ferretería está a dos días de mula.
- Hagamos un trato -dijo el vecino- Yo le pagaré a usted los dos días de ida y los dos de vuelta, más el precio del martillo, total usted está sin trabajar. ¿Qué le parece?.

Realmente, esto le daba un trabajo por cuatro días... Aceptó. Volvió a montar su mula.
Al regreso, otro vecino lo esperaba en la puerta de su casa.
- Hola, vecino. ¿Usted le vendió un martillo a nuestro amigo?
- Sí...
Yo necesito unas herramientas, estoy dispuesto a pagarle sus cuatros días de viaje, y una pequeña ganancia por cada herramienta. Usted sabe, no todos podemos disponer de cuatro días para nuestras compras.

El ex - portero abrió su caja de herramientas y su vecino eligió una pinza, un destornillador, un martillo y un cincel. Le pagó y se fue.
"...No todos disponemos de cuatro días para compras", recordaba. Si esto era cierto, mucha gente podría necesitar que él viajara a traer herramientas.

En el siguiente viaje decidió que arriesgaría un poco del dinero de la indemnización, trayendo más herramientas que las que había vendido. De paso, podría ahorrar algún tiempo de viajes.
La voz empezó a correrse por el barrio y muchos quisieron evitarse el viaje.
Una vez por semana, el ahora corredor de herramientas viajaba y compraba lo que necesitaban sus clientes.

Pronto entendió que si pudiera encontrar un lugar donde almacenar las herramientas, podría ahorrar más viajes y ganar más dinero. Alquiló un galpón.
Luego le hizo una entrada más cómoda y algunas semanas después con una vidriera, el galpón se transformó en la primer ferretería del pueblo.
Todos estaban contentos y compraban en su negocio. Ya no viajaba, de la ferretería del pueblo vecino le enviaban sus pedidos. Él era un buen cliente.

Con el tiempo, todos los compradores de pueblos pequeños más lejanos preferían comprar en su ferretería y ganar dos días de marcha.
Un día se le ocurrió que su amigo, el tornero, podría fabricar para él las cabezas de los martillos.
Y luego, ¿por qué no? Las tenazas... y las pinzas... y los cinceles. Y luego fueron los clavos y los tornillos.....

Para no hacer muy largo el cuento, sucedió que en diez años aquel hombre se transformó con honestidad y trabajo en un millonario fabricante de herramientas. El empresario más poderoso de la región.
Tan poderoso era, que un año, para la fecha de comienzo de las clases, decidió donar a su pueblo una escuela. Allí se enseñaría además de lectura y escritura, las artes y los oficios más prácticos de la época.

El intendente y el alcalde organizaron una gran fiesta de inauguración de la escuela y una importante cena de agasajo para su fundador. A los postres, el alcalde le entregó las llaves de la ciudad y el intendente lo abrazó y le dijo:
- Es con gran orgullo y gratitud que le pedimos nos conceda el honor de poner su firma en la primer hoja del libro de actas de la nueva escuela.

- El honor sería para mí -dijo el hombre-. Creo que nada me gustaría más que firmar allí, pero yo no sé leer ni escribir. Yo soy analfabeto.
- ¿Usted? -dijo el intendente, que no alcanzaba a creerlo- ¿Usted no sabe leer ni escribir? ¿Usted construyó un imperio industrial sin saber leer ni escribir? Estoy asombrado. Me pregunto, ¿qué hubiera hecho si hubiera sabido leer y escribir?

- Yo se lo puedo contestar -respondió el hombre con calma-. Si yo hubiera sabido leer y escribir... sería el portero del prostíbulo!.

02 diciembre 2011

LOS MEDICOS NOVATOS...


Se encontraban tres médicos novatos alardeando de su profesión. De pronto ven venir a un anciano caminando con dificultad, con las piernas abiertas.
Dice el primero:
- Colegas, ése anciano que viene hacia nosotros, estoy seguro que padece una hernia inguinal.
- No, que va! - dice el segundo- Lo que el viejo padece es una horquitis (inflamación del testículo).
- Están equivocados -comenta el tercero- Yo digo que el anciano padece hemorroides.

Llega el anciano y cada uno le pregunta:
- ¿Verdad, que usted padece de una hernia inguinal?
- No joven - contesta el viejo.
- Perdón colegas... me equivoqué.
- Disculpe, ¿usted padece horquitis?
- No joven - dice el viejo.
- Perdón doctores, me equivoqué - dijo el segundo médico.
- Ya lo ven, lo que padece el señor son hemorroides!
- Tampoco - dice el anciano.
- Disculpen compañeros médicos, yo también me equivoqué!
- Oiga abuelo, ¿entonces que padece?

- Pues, jóvenes, yo también me equivoqué, creí que era un pedito y me cagué....

01 diciembre 2011

LA MONEDA ANTIGUA...


Un profesional desempleado despertó una mañana y revisó su bolsillo. Todo lo que le quedaba eran $ 2000.- Decidió utilizarlos para comprar comida y esperar así la hora de morir, ya que era demasiado orgulloso como para pedir limosna.
Estaba tan frustrado por no encontrar empleo y no tenía a nadie disponible para ayudarle.
Compró su comida y en cuanto se sentó a comer, un anciano y dos pequeños niños se le acercaron y le pidieron que les diera comida, ya que no habían comido en casi una semana.

El profesional los miró. Estaban tan flacos que se les notaban los huesos. Sus ojos se les habían hundido. Con el último pedazo de compasión que le quedaba, les dio su comida.
El anciano y los niños oraron para que Dios le diera bendiciones y prosperidad, y le dieron una moneda muy antigua. El joven profesionista les dijo "ustedes necesitan esa oración más que yo".
Sin dinero, sin empleo y sin comida, el joven fue debajo de un puente a descansar y esperar la hora de su muerte.
Estaba a punto de quedarse dormido, cuando vio un Viejo periódico en el suelo. Lo levantó, y de repente leyó un anuncio para los que tuvieran monedas antiguas, las llevaran a cierta dirección.

Decidió ir a ese lugar con la moneda Antigua que el anciano le dio. Al llegar al lugar, le dio la moneda al propietario del lugar. El propietario gritó, sacó un gran libro y le mostró al joven graduado una foto.
Era la misma moneda, cuyo valor era de 3 millones de dólares. El joven graduado estaba muy emocionado mientras el propietario le dio una ficha bancaria por los 3 millones. El joven cobró el dinero y se fue en búsqueda del anciano y los niños.
Para cuando llegó a donde los dejó comiendo, ya no estaban. Le preguntó al dueño de una cantina cercana si los conocía. El dueño le dijo que no los conocía, pero que le habían dejado una nota. Rápidamente abrió la nota pensando que averiguaría donde encontrarlos.

Esto era lo que la nota decía: "Nos diste todo lo que tenías, y te hemos recompensado con la moneda, firma: Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo”....

30 noviembre 2011

EL LADRON CONFUNDIDO...


Un ladrón entra a una casa a hacer de las suyas con su linterna en la mano. Cuando estaba escudriñando por la cocina y hacia el comedor en busca de la platería, escuchó una voz que le dijo:
- Jesús te está mirando.
El ladrón se sobresaltó, apagó la linterna e inmediatamente se puso a averiguar de donde salia esa voz.

- Jesús te está mirando -volvió a escuchar.
Así que encendió nuevamente su linterna y vió a un loro encerrado en una jaula que le repitió:
- Jesús te está mirando.
El tipo se rió y le respondió:
- ¿Y tú, quién eres?
- Soy Moisés -contestó el loro.
- ¿Y quién fue el que te puso Moises?

- El mismo que le puso “Jesús” al Doberman que te está mirando y que está detrás de ti...

28 noviembre 2011

HUBO UN MOMENTO...


Hubo un momento en el que creías que la tristeza sería eterna; pero volviste a sorprenderte a ti mismo riendo sin parar.
Hubo un momento en el que dejaste de creer en el amor; y luego apareció esa persona y no pudiste dejar de amarla cada día más.
Hubo un momento en el que la amistad parecía no existir; y conociste a ese amigo que te hizo reír y llorar, en los mejores y en los peores momentos.

Hubo un momento en el que estabas seguro que la comunicación con alguien se había perdido; y fue luego cuando el cartero visitó el buzón de tu casa.
Hubo un momento en el que una pelea prometía ser eterna ; y sin dejarte ni siquiera entristecerte terminó en un abrazo.
Hubo un momento en que un examen parecía imposible de pasar ; y hoy es un examen más que aprobaste en tu carrera.
Hubo un momento en el que dudaste de encontrar un buen trabajo; y hoy puedes darte el lujo de ahorrar para el futuro.

Hubo un momento en el que sentiste que no podrías hacer algo: y hoy te sorprendes a ti mismo haciéndolo.
Hubo un momento en el que creíste que nadie podía comprenderte; y te quedaste paralizado mientras alguien parecía leer tu corazón.
Así como hubo momentos en que la vida cambió en un instante,

-nunca olvides que un instante también puede cambiar tu vida y aún habrá momentos en que lo imposible se tornará en un sueño hecho realidad....

26 noviembre 2011

EL SUFRIMIENTO...


Una pobre viuda, que vivía en los tiempos de un Maestro de la Sabiduría, tenía un hijo al que adoraba.
Un día su hijo enfermó y murió, y ella, loca de dolor, se negó a enterrarlo y lo llevaba consigo a todas partes sin hacer caso de las palabras de consuelo y resignación que la gente le dirigía.
Alguien le dijo que el Maestro estaba en un bosquecillo cercano a la ciudad con sus discípulos.
La fama del Maestro se había extendido por todas partes, y era considerado un gran santo capaz de hacer los mayores milagros.
  
La pobre viuda llegó con el cadáver de su hijo ante el Maestro y echándose a sus pies le rogó, entre sollozos, que le devolviera la vida.
El Maestro le dijo:
— Le devolveré la vida a tu hijo a condición de que me traigas un grano de arroz de una casa de la ciudad en donde no haya muerto nadie.
La viuda, llena de esperanzas, partió para la ciudad y empezó su búsqueda. En ninguna casa le fue negado el grano de arroz, pero…
  
— Mi padre murió hace un mes…
— Mi suegra expiró la semana pasada…
— Ayer hizo un año que murió mi marido…
No encontró ni una sola casa en donde no lamentaran la muerte de alguien. Cuando la última casa del pueblo se cerró a sus espaldas, no había podido conseguir aún el grano de arroz. Al anochecer llegó hasta el sabio. Iba sola, llorando dulcemente.
— ¿Y tu hijo? ¿Dónde lo has dejado? Le preguntó el Maestro envolviéndola en una mirada compasiva.
— Mi hijo ya no existe. Ha muerto y lo he enterrado junto a su padre. Ya he comprendido, Maestro. ¡Por favor! ¡Enséñame!
  
Y el Maestro la acogió en el bosque, y desde entonces hasta su muerte fue su discípula.
...

25 noviembre 2011

LA MUJER EBRIA...


-Un hombre y su mujer están sentados a la mesa en la reunión de los excompañeros de colegio.
El hombre contemplaba a una mujer sentada en una mesa vecina, totalmente borracha que se mecía con su bebida en la mano.
La mujer preguntó:

- ¿La conoces?
- Sí -suspiro el hombre-, es mi ex-novia. Supe que se dio a la bebida cuando nos separamos hace muchos años y me dijeron que nunca más estuvo sobria.
- ¡Dios mío! - exclamó la mujer - ¡Quién diría que una persona puede celebrar algo durante tanto tiempo!

Siempre hay dos maneras de ver las cosas.....

24 noviembre 2011

SÉ COMO UN MUERTO...


Era un venerable maestro. En sus ojos había un reconfortante destello de paz permanente. Sólo tenía un discípulo, al que paulatinamente iba impartiendo la enseñanza mística. El cielo se había teñido de una hermosa tonalidad de naranja-oro, cuando el maestro se dirigió al discípulo y le ordenó:
–Querido mío, mi muy querido, acércate al cementerio y, una vez allí, con toda la fuerza de tus pulmones, comienza a gritar toda clase de halagos a los muertos.
El discípulo caminó hasta un cementerio cercano. El silencio era sobrecogedor. Quebró la apacible atmósfera del lugar gritando toda clase de elogios a los muertos. Después regresó junto a su maestro.
–¿Qué te respondieron los muertos? -preguntó el maestro.
–Nada dijeron.

–En ese caso, mi muy querido amigo, vuelve al cementerio y lanza toda suerte de insultos a los muertos.
El discípulo regresó hasta el silente cementerio. A pleno pulmón, comenzó a soltar toda clase de improperios contra los muertos. Después de unos minutos, volvió junto al maestro, que le preguntó al instante:
–¿Qué te han respondido los muertos?
–De nuevo nada dijeron -repuso el discípulo.
Y el maestro concluyó:

–Así debes ser tú: indiferente, como un muerto, a los halagos y a los insultos de los otros.
El Maestro dice: Quien hoy te halaga, mañana te puede insultar y quien hoy te insulta, mañana te puede halagar. No seas como una hoja a merced del viento de los halagos e insultos. Permanece en ti mismo más allá de unos y de otros.
..

22 noviembre 2011

PEDRO Y EL HILO MAGICO...


Pedro era un niño muy vivaracho. Todos le querían: su familia, sus amigos y sus maestros. Pero tenía una debilidad. - ¿Cual?
Era incapaz de vivir el momento. No había aprendido a disfrutar el proceso de la vida. Cuando estaba en el colegio, soñaba con estar jugando fuera. Cuando estaba jugando soñaba con las vacaciones de verano. Pedro estaba todo el día soñando, sin tomarse el tiempo de saborear los momentos especiales de su vida cotidiana.
Una mañana, Pedro estaba caminando por un bosque cercano a su casa. Al rato, decidió sentarse a descansar en un trecho de hierba y al final se quedó dormido. Tras unos minutos de sueño profundo, oyó a alguien gritar su nombre con voz aguda.

Al abrir los ojos, se sorprendió de ver una mujer de pie a su lado. Debía de tener unos cien años y sus cabellos blancos como la nieve caían sobre su espalda como una apelmazada manta de lana. En la arrugada mano de la mujer había una pequeña pelota mágica con un agujero en su centro, y del agujero colgaba un largo hilo de oro.
La anciana le dijo: "Pedro, este es el hilo de tu vida. Si tiras un poco de él, una hora pasará en cuestión de segundos. Y si tiras con todas tus fuerzas, pasarán meses o incluso años en cuestión de días" Pedro estaba muy excitado por este descubrimiento. "¿Podría quedarme la pelota?", preguntó. La anciana se la entregó.


Al día siguiente, en clase, Pedro se sentía inquieto y aburrido. De pronto recordó su nuevo juguete. Al tirar un poco del hilo dorado, se encontró en su casa jugando en el jardín. Consciente del poder del hilo mágico, se cansó enseguida de ser un colegial y quiso ser adolescente, pensando en la excitación que esa fase de su vida podía traer consigo. Así que tiró una vez más del hilo dorado.
De pronto, ya era un adolescente y tenía una bonita amiga llamada Elisa. Pero Pedro no estaba contento. No había aprendido a disfrutar el presente y a explorar las maravillas de cada etapa de su vida. Así que sacó la pelota y volvió a tirar del hilo, y muchos años pasaron en un solo instante. Ahora se vio transformado en un hombre adulto. Elisa era su esposa y Pedro estaba rodeado de hijos. Pero Pedro reparó en otra cosa. Su pelo, antes negro como el carbón, había empezado a encanecer. Y su madre, a la que tanto quería, se había vuelto vieja y frágil. Pero el seguía sin poder vivir el momento. De modo que una vez más, tiró del hilo mágico y esperó a que se produjeran cambios.


Pedro comprobó que ahora tenía 90 años. Su mata de pelo negro se había vuelto blanca y su bella esposa, vieja también, había muerto unos años atrás. Sus hijos se habían hecho mayores y habían iniciado sus propias vidas lejos de casa. Por primera vez en su vida, Pedro comprendió que no había sabido disfrutar de las maravillas de la vida. Había pasado por la vida a toda prisa, sin pararse a ver todo lo bueno que había en el camino.
Pedro se puso muy triste y decidió ir al bosque donde solía pasear de muchacho para aclarar sus ideas y templar su espíritu. Al adentrarse en el bosque, advirtió que los arbolitos de su niñez se habían convertido en robles imponentes. El bosque mismo era ahora un paraíso natural. Se tumbó en un trecho de hierba y se durmió profundamente.

Al cabo de un minuto, oyó una voz que le llamaba. Alzó los ojos y vio que se trataba nada menos que de la anciana qu muchos años atrás le había regalado el hilo mágico. "¿Has disfrutado de mi regalo?", preguntó ella. Pedro no vaciló al responder: "Al principio fue divertido pero ahora odio esa pelota. La vida me ha pasado sin que me enterase, sin poder disfrutarla.Claro que habría habido momentos tristes y momentos estupendos, pero no he tenido oportunidad de experimentar ninguno de los dos. Me siento vacío por dentro. Me he perdido el don de la vida. "Eres un desagradecido, pero igualmente te concederé un último deseo", dijo la anciana. Pedro pensó unos instantes y luego respondió: "Quisiera volver a ser un niño y vivir otra vez la vida". Dicho esto se quedó otra vez dormido.

Pedro volvió a oír una voz que le llamaba y abrió los ojos. ¿Quien podrá ser ahora?, se preguntó. Cual no sería su sorpresa cuando vio a su madre de pie a su lado. Tenía un aspecto juvenil, saludable y radiante. Pedro comprendió que la extraña mujer del bosque le había concedido el deseo de volver a su niñez.

Ni que decir tiene que Pedro saltó de la cama al momento y empezó a vivir la vida tal como había esperado. Conoció muchos momentos buenos, muchas alegrías y triunfos, pero todo empezó cuando tomó la decisión de no sacrificar el presente por el futuro y empezar a vivir en el ahora....

20 noviembre 2011

EL TELEVISOR...


Mientras oraba antes de acostarse, un niño pidió con devoción:
"Señor, esta noche te pido algo especial: conviérteme en un televisor. Quisiera ocupar su lugar. Quisiera vivir lo que vive la tele de mi casa. Es decir, tener un cuarto especial para mí y reunir a todos los miembros de la familia a mí alrededor.
"Ser tomado en serio cuando hablo. Convertirme en el centro de atención y ser aquel al que todos quieren escuchar sin interrumpirlo ni cuestionarlo.

Quisiera sentir el cuidado especial que recibe la tele cuando algo no funciona.
"Y tener la compañía de mi papá cuando llega a casa, aunque este cansado del trabajo. Y que mi mamá me busque cuando esté sola y aburrida, en lugar de ignorarme. Y que mis hermanos se peleen por estar conmigo.
"Y que pueda divertirlos a todos, aunque a veces no les diga nada. Quisiera vivir la sensación de que lo dejen todo por pasar unos momentos a mi lado".

"Señor, no te pido mucho. Sólo vivir lo que vive cualquier televisión"....

19 noviembre 2011

VIEJOS AMIGOS...


Tomás y Pedro, dos amigos de la tercera edad, se veían en el parque todos los días para alimentar a las palomas, observar las ardillas y discutir los problemas del mundo.
Un día Tomás no llegó. Pedro no se preocupó mucho pensando que quizá tuvo un resfrío o algo parecido. Pero después de una semana que Tomás no venía, Pedro realmente se preocupó. Sin embargo, siempre se juntaban solo en el parque y Pedro no sabía dónde vivía Tomás, por lo que no podía averiguar qué le había pasado.

Pasado un mes, Pedro fue al parque y sorpresa, ¡ahí estabaTomás!
Excitado y alegre por verlo y le dijo:
-Por lo que más quieras Tomás, dime, ¿qué te pasó?
Tomás le contestó,
-Estuve en la cárcel.
-¿En la cárcel ?  -replicó Pedro. -¿ qué te pasó?

- Tomás le dice: ¿recordás a Sue, la linda camarera rubia de la cafetería a la que voy siempre?
-Claro, dijo Pedro ¿Qué pasa con ella?
-Bueno, un día me demandó por violación. A mis 87 años, yo estaba tan orgulloso que, cuando fui al juzgado, me declaré culpable....

¡Y el maldito Juez me sentenció a 30 días de cárcel por mentiroso!

18 noviembre 2011

SOY TÚ...


Era un discípulo honesto. Moraba en su corazón el afán de perfeccionamiento. Un anochecer, cuando las chicharras quebraban el silencio de la tarde, acudió a la modesta casita de un yogui y llamó a la puerta.
–¿Quién es? -preguntó el yogui
.
–Soy yo, respetado maestro. He venido para que me proporciones instrucción espiritual.
–No estás lo suficientemente maduro -replicó el yogui sin abrir la puerta-. Retírate un año a una cueva y medita. Medita sin descanso.  Luego, regresa y te daré instrucción.
Al principio, el discípulo se desanimó, pero era un verdadero buscador, de esos que no ceden en su empeño y rastrean la verdad aun a riesgo de su vida. Así que obedeció al yogui.

Buscó una cueva en la falda de la montaña y durante un año se sumió en meditación profunda. Aprendió a estar consigo mismo; se ejercitó en el Ser.   Sobrevinieron las lluvias del monzón. Por ellas supo el discípulo que había transcurrido un año desde que llegara a la cueva. Abandonó la misma y se puso en marcha hacia la casita del maestro. Llamó a la puerta.
–¿Quién es? -preguntó el yogui.
–Soy tú -repuso el discípulo.
–Si es así -dijo el yogui-, entra. No había lugar en esta casa para dos yoes.
-El Maestro dice: Más allá de la mente y el pensamiento está el Ser.Y en el ser todos los seres..

17 noviembre 2011

LA JUBILACIÓN A LOS OCHENTA...


Había una cola de gente muy temprano esperando que abrieran la panadería, cuando
en eso llega una viejecita, se va por delante de todos, y ¡¡¡lógico!!! , la reacción de la gente:
-¡¡¡Ehhhhh!!!
- ¡¡¡ Saquen a esa vieja!!!
- ¡¡¡ Sáquenla, sáquenla, oye, dale pa la cola!!!"

Y la empujan pa un lado. Y la vieja otra vez se va colando hacia delante.
- "¡¡¡Ehhh... vieja descaraaaaaá, a la colaaaaa!!!"
Y la vuelven a sacar de la cola y ahí va la vieja nuevamente. Y la vuelven a sacar a la dichosa vieja. La viejita se levanta, se les para enfrente y les dice:

- "M e c a g o e n l a m a d r e d e t o d o s u s t e d e s, coño !!!... y ahora no abro la panadería pa' que se jodan..."

16 noviembre 2011

LA BELLEZA DEL SALUDO...


Cuenta una historia que un hombre trabajaba en una planta empacadora de carne en Noruega.
Un día, terminando su horario de trabajo, fue a uno de los refrigeradores para inspeccionar algo; se cerró la puerta con el seguro y se quedó atrapado dentro del refrigerador. Golpeó fuertemente la puerta y empezó a gritar, pero nadie lo escuchaba.
La mayoría de los trabajadores se habían retirado ya a sus casas, y era casi imposible escucharlo por el grosor que tenía esa puerta.
Llevaba cinco horas en el refrigerador al borde de la muerte.

De repente se abrió la puerta. 
El guardia de seguridad entró y lo rescató.
Después de esto, le preguntaron al guardia: “¿A qué se debe que se le ocurrió abrir esa puerta, siendo que no es parte de su rutina de trabajo?”.
Él explicó: “Llevo trabajando en ésta empresa 35 años; cientos de trabajadores entran a la planta cada día, pero él es el único que me saluda en la mañana y se despide de mí en las tardes.  El resto de los trabajadores me tratan como si fuera invisible”.
“Hoy me dijo  ¡Hola! a la entrada, pero nunca escuché: ¡Hasta mañana!”.

“Yo espero por ese hola, buenos días, y chao o hasta mañana cada día. Sabiendo que todavía no se había despedido de mi,  pensé que debía estar en algún lugar del edificio, por lo que lo busqué y lo encontré...”.

15 noviembre 2011

EL SEÑUELO...


Un agente de policía novato es envíado a su primera misión. Esta consistía a en atrapar al menos a uno de los borrachos de un bar al intentar conducir su coche. Había sido alertado por sus superiores que la gente que concurría al bar era muy pero muy tramposa.
El policía se escondió detras de un cartel a la noche y espero.
No muy tarde vió salir a un hombre que dando tumbos y moviendose haciendo eses, probó contra varios coches sus llaves. Viendo que no abría ninguno, se sentó en el piso.

-Bueno ya tengo mi candidato pensó el policía, solo tengo que esperar.
Más tarde, cuando el bar cerraba, todos salieron subieron a sus coches y se fueron entonces el borracho fue al único coche estacionado y lo abrió y se subió. El policía rápidamente lo atrapó y lo esposó. Buscó el test de alcoholemia para detectar alcohol y lo probó contra el hombre. Este dió 0.0 de alcohol, como puede ser estó preguntó el policía !!!

Bueno, hoy me tocó a mi ser el señuelo, contestó el hombre esposado....

14 noviembre 2011

HACER CAFE...


Una hija se quejaba con su padre acerca de su vida y de cómo las cosas le resultaban tan difíciles. No sabía como hacer para seguir adelante y creía que se daría por vencida. Estaba cansada de luchar. Parecía que cuando solucionaba un problema, aparecía otro.
Su padre, un chef de cocina, la llevó a su lugar de trabajo. Allí llenó tres ollas con agua y las colocó sobre el fuego. En una colocó zanahorias, en otra colocó huevos y en la última colocó granos de café. Las dejó hervir. Sin decir palabra.
La hija esperó impacientemente, preguntándose qué estaría haciendo su padre. A los veinte minutos el padre apagó el fuego. Sacó las zanahorias y las colocó en un tazón. Sacó los huevos y los colocó en otro plato. Finalmente, coló el café y lo puso en un tercer recipiente.

Mirando a su hija le dijo: "Querida, ¿Qué ves?"; "Zanahorias, huevos y café" fue su respuesta. La hizo acercarse y le pidió que tocara las zanahorias, ella lo hizo y notó que estaban blandas. Luego le pidió que tomara un huevo y lo rompiera. Luego de sacarle la cáscara, observó el huevo duro. Luego le pidió que probara el café. Ella sonrió mientras disfrutaba de su rico aroma.
Humildemente la hija preguntó: - "¿Qué significa esto, padre?" Él le explicó que los tres elementos habían enfrentado la misma adversidad: agua hirviendo, pero habían reaccionado en forma diferente. La zanahoria llegó al agua fuerte, dura; pero después de pasar por el agua hirviendo se había puesto débil, fácil de deshacer.

El huevo había llegado al agua frágil, su cáscara fina protegía su interior líquido; pero después de estar en agua hirviendo, su interior se había endurecido. Los granos de café, sin embargo eran únicos: después de estar en agua hirviendo, habían cambiado el agua. "¿Cuál eres tú, hija?, Cuando la adversidad llama a tu puerta, ¿Cómo respondes?", le preguntó a su hija.
¿Eres una zanahoria que parece fuerte pero cuando la adversidad y el dolor te tocan, te vuelves débil y pierdes tu fortaleza? ¿Eres un huevo, que comienza con un corazón maleable, poseías un espíritu fluido, pero después de una pérdida, una crisis, o un problema te has vuelto duro y rígido? Por fuera te ves igual, pero ¿Eres amargada y áspera, con un espíritu y un corazón endurecido? ¿O eres como un grano de café? El café cambia al agua hirviendo, el elemento que le causa dolor. Cuando el agua llega al punto de ebullición el café alcanza su mejor sabor.

Si eres como el grano de café, cuando las cosas se ponen peor tú reaccionas en forma positiva, sin dejarte vencer y haces que las cosas a tu alrededor mejoren, que ante la adversidad exista siempre una luz que ilumina tu camino y el de la gente que te rodea. Esparces con tu fuerza y positivismo el "dulce aroma del café".....


¿Y tú?, ¿Cuál de los tres eres?  

13 noviembre 2011

EL RODEO...


Tres amigos hablaban acerca de cuales consideraban las mejores posiciones durante el sexo.
"?La numero uno es el 69!", acepta uno.
"?Me fascina la del misionero!", dice el otro.
"?No hay nada mejor que la del rodeo!", comenta el tercero.

Los otros dos amigos se miran con cara de asombro, y rápido le preguntan en que consiste esa posición.
El hombre les explica: "bueno, le dices a tu mujer que se ponga en cuatro patas y empiezas por detras; una vez que las cosas se pongan bien calientes, apoyas tu pecho sobre su espalda, la abrazas fuertemente, y con delicadeza le susurras al oido:

"esta posición le fascina a mi secretaria"... e intentas mantenerte encima de ella por mas de ocho segundos"....

12 noviembre 2011

LOS PROBLEMAS...


Un gran maestro y un guardián compartían la administración de un monasterio zen. Cierto día el guardián murió, y había que sustituirlo. El gran maestro reunió a todos sus discípulos, para escoger a quien tendría ese honor. "Voy a presentarles un problema dijo-. Aquel que lo resuelva primero será el nuevo guardián del templo". Trajo al centro de la sala un banco, puso sobre este un enorme y hermoso florero de porcelana con una hermosa rosa roja y señaló: "Este es el problema".

Los discípulos contemplaban perplejos lo que veían: los diseños sofisticados y raros de la porcelana, la frescura y elegancia de la flor... ¿Qué representaba aquello? ¿Qué hacer? ¿Cuál era el enigma? Todos estaban paralizados. Después de algunos minutos, un alumno se levanto, miró al maestro y a los demás discípulos, caminó hacia el vaso con determinación y lo tiró al suelo.
"Usted es el nuevo guardián -le dijo el gran maestro, y explicó-: Yo fui muy claro, les dije que estaban delante de un problema. No importa qué tan bellos y fascinantes sean, los problemas tienen que ser resueltos. Puede tratarse de un vaso de porcelana muy raro, un bello amor que ya no tiene sentido, un camino que debemos abandonar pero que insistimos en recorrer porque nos trae comodidades....

Sólo existe una forma de lidiar con los problemas: atacarlos de frente. En esos momentos no podemos tener piedad, ni dejarnos tentar por el lado fascinante que cualquier conflicto lleva consigo"....

11 noviembre 2011

EL LORO DE LA VECINA...


Un tipo llega borracho y de madrugada a su casa. Como no traía las llaves consigo, se dirige al patio de su casa y ve que su perro lleva un periquito muerto en el hocico.
"Dios mío, si es el loro de la vecina!", exclama el sujeto.

El hombre se inquieta y, apenado, pone al ave en la jaula de la vecina y se va a dormir. Al día siguiente, cuando se despierta, ve que su esposa está llorando y pregunta la causa; la mujer le informa:
"Es que se murió la vecina"
"Pero, cómo es posible?, si ayer la vi en perfectas condiciones.

"Es que le dio un infarto, porque ayer enterró al loro que se le murió, y este apareció en su jaula esta mañana"....

10 noviembre 2011

EL AMOR PUEDE HACER MILAGROS...


Un hombre trabajando en los muros de su casa, encontró un espacio hueco entre las paredes de madera.
Mientras el hombre echaba abajo los muros de su casa, se dio cuenta de que allí había una lagartija inmóvil, porque un clavo, desde fuera, le había atravesado una de sus patitas y la había hecho permanecer fija en la pared.
El dueño de la casa, viendo esto, sintió piedad y curiosidad, al mismo tiempo. Cuando estudió el clavo, se dio cuenta que había sido clavado hacía diez años, cuando la casa fue construída.  Esto lo hizo pensar... ¿Qué habría ocurrido entonces?

Pareciera que la lagartija había sobrevivido en esa posición durante diez años.  Es muy extraño que estuviera en un oscuro muro en esa posición durante diez años sin moverse. ¡Prácticamente imposible, inimaginable!
Entonces, el hombre se preguntó cómo esta lagartija, con su patita clavada allí desde entonces, habría podido sobrevivir durante diez años sin dar un solo paso. Así que, paró de trabajar y observó a la lagartija durante un rato, preguntándose qué podría haber hecho, y cómo ella habría conseguido alimentarse.

Más tarde, sin saber de dónde venía, apareció otra lagartija, con alimento en su boca.
El hombre quedó aturdido y emocionado al mismo tiempo. ¡Otra lagartija la había estado alimentando durante los diez años que había permanecido clavada en la pared...!
Una lagartija fue alimentada por otra, incansablemente, durante diez largos años, sin perder la esperanza en su compañera.

¡Esto era Amor!
¡Tanto amor, un amor tan precioso!
Tanto amor ha tenido esta pequeña criatura...
¿Qué no puede lograr el amor?
¡Puede hacer maravillas!
¡Puede hacer milagros!
Si una criatura tan pequeñita como una lagartija puede amar así... Imagínate cómo podríamos nosotros amar si lo intentamos... Imagínate lo que podríamos lograr por otros y por nosotros mismos, si amáramos así!!!

A veces sentimos que lo que hacemos es una gota de agua en el mar, pero el mar sería menos si le faltara esa gota....

09 noviembre 2011

CELEBRANDO EL 50 ANIVERSARIO DE BODA...


-Una anciana pareja estaba celebrando su 50 aniversario de boda, por eso decidieron volver al pequeño pueblo donde se habían conocido por primera vez. Sentado junto a ellos estaba el policía local que sonreía mientras hablaban.
"Recuerdas la primera vez que hicimos el amor, fue sobre ese prado que está al otro lado de la carretera, cuando te puse contra la valla? ¿Por que no lo hacemos otra vez por los viejos tiempos?"
Salieron del café y cruzaron hasta el prado. El policía se sonrió, pensando que romántico era, y pensó que lo mejor era que le echase un vistazo a la pareja, por si acaso se hacían daño.

El viejecito tomó a su mujer cuando estuvieron desnudos y la apoyo contra la cerca.
El policía, que seguía mirando, no podía creer lo que veía: con la vitalidad de una jovencita, la mujer se movía violentamente de arriba abajo, mientras el marido se convulsionaba como un salvaje.
Siguieron durante un buen rato hasta que los dos cayeron al suelo exhaustos.
Mas tarde el policía se acerco y les dijo:
"Ha sido la forma de hacer el amor más bonita que había visto en mi vida. Debieron ser una pareja muy salvaje cuando eran jóvenes"

"No realmente" dijo el viejecito, cuando nosotros eramos jóvenes, esa cerca no era eléctrica"....

08 noviembre 2011

LA HISTORIA DE HUMI...

Hace muchos años, en la isla de Hokkaido, vivía el jóven Humi, que se ganaba el sustento picando piedras. Aunque jóven y sano, no estaba contento con su destino, y se quejaba noche y dá. Humi, pese a no conocer bien el Cristianismo sabía que, según su tradición, al menos una vez al año se satisfacían los deseos de la humanidad. Así, un día de Navidad rezó con mucha fé y para su sorpresa, se le apareció un ángel.
- Tienes salud y toda una vida por delante -le dijo el ángel-. Todos los jóvenes deben empezar a hacer algo. ¿Por qué vives quejándote?.
- Dios ha sido injusto conmigo y no me ha dado la oportunidad de llegar lejos – respondió Humi.

Preocupado, el ángel se presentó ante el Señor para pedirle ayuda y que su protegido no terminara por perder su alma.
- Que se haga tu voluntad -dijo el señor-. Como es Navidad, todo lo que desee le será concedido.
Al día siguiente, Humi estaba picando piedras cuando vió pasar un carruaje que llevaba a un noble cubierto de joyas. Pasándose las manos por el rostro sucio y sudoroso, dijo con amargura:
-¿Por qué no puedo ser noble yo también? ¡Ése es mi destino !
-¡ Así sea! -murmuró su ángel con gran alegría.

Y Humi se convirtió en dueño de un suntuoso palacio y de muchas tierras, rodeado de sirvientes y caballos. Salía todos los días con su impresionante cortejo y le gustaba ver a sus antiguos compañeros mirándolo con respeto, hasta que una tarde, el calor era insoportable; incluso bajo su parasol dorado, Humi sudaba como en los días en que picaba piedras. Se dió cuenta entonces de que no era tan importante como pensaba: por encima de él había príncipes, emperadores, y más alto todavía estaba el Sol, que no obedecía a nadie, pues él era el verdadero rey.
- ¡Ángel mío!, ¿por qué no puedo ser el Sol?. ¿Ése debe ser mi destino! – se lamentó Humi.
- Que así sea – exclamó el ángel, ocultando su tristeza ante tanta ambición.

Y Humi fue el Sol, como era su deseo. Mientras brillaba en el cielo, maravillado con su gigantesco poder para hacer madurar las cosechas o quemarlas a su voluntad, vió un punto negro que comenzaba a avanzar a su encuentro. La mancha oscura fue creciendo y Humi se dió cuenta de que era una nube que se extendía a su alrededor y le impedía ver la Tierra.
- ¡Ángel mío! -gritó Humi-. ¡La nube es más fuerte que el Sol!, ¡mi destino es ser nube!. Respondió el Ángel -¡Así sea!.
Se convirtió en nube y vio realizado su sueño. -¡Soy poderoso! – gritaba, oscureciendo al Sol. -¡Soy invencible! tronaba, siguiendo a las olas. Pero en la costa desierta del océano se erguía una inmensa roca de granito, tan vieja como el mundo. Humi pensó que la roca lo desafiaba y desencadenó una tempestad como el mundo no había visto jamás. Las olas, enormes y furiosas, golpeaban la roca intentando arrancarla del suelo y lanzarla al fondo del mar, pero, firme, la roca continuaba en su sitio.

-¡ Ángel mío ! -sollozaba Humi-. ¡La roca es más fuerte que la nube !, ¡mi destino es ser roca!.
Y Humi se convirtió en roca. -¿Quién podrá vencerme ahora? -se preguntaba-.¡Soy el más poderoso del mundo !.
Y así pasaron varios años, hasta que una mañana, Humi sintió una punzada aguda en sus entrañas de piedra, seguida de un profundo dolor, como si una parte de su cuerpo de granito estuviese siendo lacerada. Enseguida oyó unos golpes sordos y de nuevo un inmenso dolor. Loco de espanto, gritó:
- ¡Ángel mío, alguien está intentando matarme!. ¡Tiene más poder que yo, quiero ser como él!. 


- ¡Así sea! -exclamó el ángeL.
Y así fue como Humi volvió a picar piedras....

06 noviembre 2011

DEPENDE DE COMO LO DIGAS...


Un Sultán soñó que había perdido todos los dientes. Después de despertar, mandó llamar a un Sabio para que interpretase su sueño.
- ¡Qué desgracia Mi Señor! - exclamó el Sabio - Cada diente caído representa la pérdida de un pariente de Vuestra Majestad.
- ¡Qué insolencia! - gritó el Sultán enfurecido - ¿Cómo te atreves a decirme semejante cosa? ¡Fuera de aquí!
Llamó a su guardia y ordenó que le dieran cien latigazos.

Más tarde ordenó que le trajesen a otro Sabio y le contó lo que había soñado.
Este, después de escuchar al Sultán con atención, le dijo:
-Señor! Gran felicidad os ha sido reservada. El sueño significa que sobrevivirás a todos vuestros parientes.
Se iluminó el semblante del Sultán con una gran sonrisa y ordenó que le dieran cien monedas de oro.
Cuando éste salía del Palacio, uno de los cortesanos le dijo admirado:

- ¡No es posible! La interpretación que habéis hecho de los sueños es la misma que el primer Sabio. No entiendo porque al primero le pagó con cien latigazos y a ti con cien monedas de oro.
- Recuerda bien amigo mío - respondió el segundo Sabio - que todo depende de la forma en el decir... uno de los grandes desafíos de la humanidad es aprender a comunicarse.
- De la comunicación depende, muchas veces, la felicidad o la desgracia, la paz o la guerra. Que la verdad debe ser dicha en cualquier situación, de esto no cabe duda, mas la forma con que debe ser comunicada es lo que provoca en algunos casos, grandes problemas.

- La verdad puede compararse con una piedra preciosa. Si la lanzamos contra el rostro de alguien, puede herir, pero si la envolvemos en un delicado embalaje y la ofrecemos con ternura ciertamente será aceptada con agrado...

05 noviembre 2011

EL VIAJANTE...


-El viajante llegó a su casa después de haber pasado dos semanas de viaje.

 -¡María! Vengo que no me aguanto, ve quitándote la ropa que te voy a
 hacer el amor como nunca.
 Entraron en la habitación, se metieron en la cama e hicieron el amor
 de manera salvaje, brutal, escandalosa.
 Fue tal el ajetreo y el ruido de la cama contra la pared, que despues
 escucharon unos golpes al otro lado de la pared, acompañados por las
 voces del vecino:

 -Ya está bien, ¿no? ¡Toda la semana igual, coño..!

04 noviembre 2011

EL YOGUI Y EL LOCO...


Nasrudin, el maestro loco de la tradición sufí, pasa frente a una gruta, ve a un yogui en plena meditación, y le pregunta lo que está buscando.
-Observo los animales, y he aprendido de ellos muchas lecciones que pueden transformar la vida de un hombre – dijo el yogui.
-Enséñame lo que sabes, y yo te enseñaré lo que aprendí, pues, en cierta ocasión, un pez me salvó la vida – responde Nasrudin.

El yogui se queda asombrado: si un pez salvó la vida de aquel hombre, debe tratarse sin duda de un santo. Decide, por tanto, enseñarle todo lo que sabe.
Cuando termina, le dice a Nasrudin:
-Ahora que te he enseñado todo lo que sé, sería para mí un honor escuchar la historia de cómo un pez te salvó la vida.

-Fue sencillo. Yo estaba casi muriéndome de hambre cuando lo pesqué, y gracias a él conseguí sobrevivir tres días....

03 noviembre 2011

COSAS DE RUBIA...


Un cura en la iglesia dice:
- Hoy confesaré a todas las devotas.
Se levanta la rubia y pregunta:
- y las que vinimos en sandalias... ¿cúando nos toca?
==================================

La rubia sale corriendo y grita:
- "Auxilio, me robaron mi camioneta".
Un señor se acerca y le pregunta...
- ¿4 x 4?
- Mmmmmm... 16... pero ahora ayúdeme a encontrar mi camioneta!.

======================================

Señorita:
- ¿Qué opina usted sobre la gelatina?
- Bueno en realidad no sé qué decir. En mi escuela sólo conocí la "Y" griega y la "I" latina, pero la "G" latina nunca supe de ella, a lo mejor no fui ese día a clase......
 .....

02 noviembre 2011


Un día, una dueña de casa buscaba leña para su cocina, estaba cerca del rio cortando una rama de un árbol caido, cuando se le escapó el hacha de las manos y fue a parar al fondo del rio.
La mujer suplicó a Dios y Él apareció. Le preguntó:
¿Por qué estás llorando mujer?
La mujer respondió que su hacha se había caido al rio.

Dios entró al rio, sacó un hacha de oro y le preguntó a la mujer: ¿Es esta tu hacha?
La noble mujer respondió: No Dios, no es esa.
Dios entró nuevamente y sacó del rio un hacha de plata y volvió a preguntar: ¿Esta es tu hacha mujer?
-No, respondió la mujer...
Dios volvió nuevamente al rio y sacó un hacha de hierro y madera y de nuevo preguntó: ¿Es esta tu hacha?
-Sí, respondió ella, ésa es...

Dios estaba tan contento con la sinceridad de la mujer que la mandó de vuelta a su casa, regalándole las otras dos hachas, la de oro y la de plata.
Otro día, la mujer y su amado esposo estaban paseando por los campos, cuándo él tropezó y cayó al rio. La infeliz mujer, que no sabía nadar, se puso a suplicar a Dios, Él apareció y le preguntó:
Mujer, otra vez tú ¿por qué estás llorando?.
La mujer respondió que su esposo se había caido al rio y se había ahogado.
Inmediatamente, Dios se tiró de cabeza al rio, sacó de las mechas a Brad Pitt y le preguntó a la mujer: ¿Es este tu esposo?

-Sí, sí, asintió la mujer.
Entonces Dios se enfureció: Eres una mujer mentirosa!!!, exclamó.
Pero rápidamente la mujer le explicó;
-Dios, usted perdone, pero fue un malentendido. Si yo hubiese dicho que “no”, entonces Ud. me habría traido a Mel Gibson del rio y si le hubiera vuelto a decir que tampoco era él, Ud. me habría traido a mi marido, y cuando dijera que sí, Ud. me mandaría a mi casa con los tres hombres.
Más, yo soy una pobre mujer y no podría cometer trigamia, por eso es que le dije que sí al primero de ellos...

Dios halló justo el comentario de la mujer y la perdonó...

01 noviembre 2011

BORRACHO EN EL SAFARI...


Va un tipo al hospital a visitar a su compadre que se encontraba convaleciente.
"¿Qué le pasó compadre?"
"Mire, (enseñándole una rajada en la cabeza) ve esto compadre, pues fue hecho con un cuerno de jirafa".

El amigo se queda asombrado.
"Mire, (mostrándole un moretón en el estómago) ve esto compadre, pues fue una patada de caballo salvaje".
El camarada no sale de su asombro.
"Mire, (señalando un orificio en la parte superior de la espalda) ve esto compadre, fue un cuerno de rinoceronte".
El otro compadre no resiste la curiosidad e intrigado cuestiona:

"¿Pos donde andaba compadre? ¿En un safari?"
"No compadre, me subí muy alcoholizado al carrusel de la feria y me resbalé"....

01 octubre 2011

ANTIGUO CONSEJO CHINO...


Había una vez un campesino chino, muy pobre, pero sabio, que trabajaba la tierra duramente con su hijo. Un día el hijo le dijo: "¡Padre, qué desgracia, se nos ha ido el caballo."
"¿Por qué lo llamas desgracia?" respondió el padre. "Veremos lo que nos trae el tiempo".…
A los pocos días, el caballo regresó acompañado de una preciosa yegua salvaje. "¡Padre, qué suerte!" Exclamó el muchacho. "Nuestro caballo ha traído otro caballo más."
"¿Por qué le llamas suerte?" Repuso el padre, "Veamos qué nos trae el tiempo."
 
Unos días después, el muchacho quiso montar el caballo nuevo y éste no acostumbrado a un jinete, se encabritó y lo arrojó fuertemente al suelo.
El muchacho se quebró una pierna. "¡Padre, ¡qué desgracia!“, "¡Me he quebrado la pierna!“ El padre retomando su experiencia y sabiduría sentenció: "¿Por qué lo llamas desgracia? ¡Veamos que nos trae el tiempo!"
El muchacho no se convencía de la filosofía del padre, sino que gimoteaba en su cama. Pocos días después, pasaron por la aldea los enviados del rey buscando jóvenes para llevárselos a la guerra. Vieron en la casa del anciano, a un joven entablillado y lo dejaron, siguiendo de largo.

El joven comprendió entonces que nunca hay que dar ni a la desgracia ni a la fortuna como absolutas, sino que siempre hay que darle tiempo al tiempo, para ver si algo es malo o bueno…

29 septiembre 2011

COMO SE ABRIO EL SENDERO...


Un día, un becerro tuvo que atravesar un bosque virgen para volver a su pastura.
Siendo animal irracional, abrió un sendero tortuoso, lleno de curvas, subiendo y bajando colinas.Al día siguiente, un perro que pasaba por allí usó ese mismo sendero para atravesar el bosque.
Después fue el turno de un carnero, lider de un rebaño, que, viendo el espacio ya abierto,
hizo a sus compañeros seguir por allí.

Más tarde, los hombres comenzaron a usar ese sendero: entraban y salían, giraban a la derecha,
a la izquierda, descendían, se desviaban de obstáculos, quejándose y maldiciendo, con toda razón.
Pero no hacían nada para crear una nueva alternativa. Después de tanto uso,
el sendero acabó convertido en un amplio camino donde los pobres animales se cansaban bajo pesadas cargas,
obligados a recorrer en tres horas una distancia que podría haber sido vencida en treinta minutos,
si no hubieran seguido la vía abierta por el becerro.

Pasaron muchos años y el camino se convirtió en la calle principal de un poblado y, posteriormente,
en la avenida principal de una ciudad. Todos se quejaban del tránsito,
porque el trayecto era el peor posible.

Mientras tanto, el viejo y sabio bosque se reía,
al ver que los hombres tienen la tendencia a seguir como ciegos el camino que ya está abierto,
sin preguntarse nunca si aquélla es la mejor elección...

28 septiembre 2011

LA BUENA MEMORIA DEL ELEFANTE...


En una feria, una de las atracciones es una caseta en la que hay un elefante y previo pago de una entrada de 10 Euros, se recompensara con 2000 Euros a aquel que consiga que el elefante mueva la cabeza. Los mas fuertotes del pueblo han probado a tirarle de la trompa, colgarse de las orejas, etc. pero nada;

finalmente entra un enano, paga la entrada, pilla dos piedras y golpea con ellas al elefante en sus parte nobles, el elefante no solo mueve la cabeza, sino todo el cuerpo, y vamos que casi tira la caseta. El enano se lleva el premio.
Al año siguiente, esta de nuevo la misma atraccion, despues del fracaso de los mas forzudos, entra el enano pero el dueño se opone diciendo: - Usted no puede entrar que el año pasado tuve que gastarme un dineral en 10 litros de penicilina.

- Y si lo hago sin tocar al elefante?
- Bueno, si no le toca, le dejo.
El enano pilla de nuevo dos piedras, se pone frente al elefante le mira, golpea una piedra contra la otra y dice:

- Te acuerdas del año pasado?
A lo que el elefante asiente con la cabeza....

TU PROPIO JUICIO...


A un oasis llega un joven, toma agua, se asea y pregunta a un anciano que se encuentra descansando:
-¿Que clase de personas viven aquí?
El anciano le pregunta:
- ¿Que clase de gente había en el lugar de donde tu vienes?
-”Un montón de gente egoísta y mal intencionada”replicó el joven.-Estoy encantado de haberme ido de allí.

A lo cual el anciano comento:
-Lo mismo habrá de encontrar aquí.
Ese mismo día otro joven se acerco a beber agua al oasis y viendo al anciano preguntó:.
-¿Que clase de personas viven en este lugar?
El viejo respondió con la misma pregunta:

-”¿Que clase de personas viven en el lugar de donde tu vienes?
-”Un magnifico grupo de personas, honestas, amigables, hospitalarias, me duele mucho haberlos dejado..
- “Lo mismo encontrarás aquí”, respondió el anciano.
Un hombre que había escuchado ambas conversaciones le preguntó al viejo:
-¿Como es posible dar dos respuestas tan diferentes a la misma pregunta?
A lo cual el viejo contestó:

- Cada uno de nosotros solo puede ver lo que lleva en su corazón. Aquel que no encuentra nada bueno en los lugares donde estuvo no podrá encontrar otra cosa aquí ni en ninguna otra parte.  Si te sientes dolorido por alguna causa externa; no es eso lo que te perturba. Si no tu propio juicio sobre ella...

27 septiembre 2011

SECRETOS INCONFESABLES...


Un amigo le dice a Jaimito que los mayores siempre guardan secretos inconfesables y que por tanto es muy facil sacarles dinero simulando que uno sabe algo.
Jaimito decide hacer la prueba con su padre, se acerca mientras leia el periodico y le dice al oido:
- Lo se todo...
El padre se asusta y le dice rapidamente:
- Bueno Jaimito... haz silencio... toma 100 dolares y no se lo digas a nadie.

Contento con su maldad decide probar con la madre:
- Mama, acabo de enterarme, lo se todo...
Asustada la madre le dice:
- Toma Jaimito 300 dolares y no se lo digas a nadie por favor.
Llaman a la puerta y sale Jaimito a contestar, cuando ve al cartero le dice:
- Lo se todo...

Entonces el cartero, con lagrimas en los ojos abre los brazos diciendo:
- Hijo mio !!! ...

25 septiembre 2011

UNA BROMA DEL MAESTRO...


Había en un pueblo de la India un hombre de gran santidad. A los aldeanos les parecía una persona notable a la vez que extravagante. La verdad es que ese hombre les llamaba la atención al mismo tiempo que los confundía. El caso es que le pidieron que les predicase. El hombre, que siempre estaba en disponibilidad para los demás, no dudó en aceptar. El día señalado para la prédica, no obstante, tuvo la intuición de que la actitud de los asistentes no era sincera y de que debían recibir una lección. Llegó el momento de la charla y todos los aldeanos se dispusieron a escuchar al hombre santo confiados en pasar un buen rato a su costa. El maestro se presentó ante ellos. Tras una breve pausa de silencio, preguntó:

–Amigos, ¿sabéis de qué voy a hablaros?
–No -contestaron.
–En ese caso -dijo-, no voy a decirles nada. Son tan ignorantes que de nada podría hablarles que mereciera la pena. En tanto no sepan de qué voy a hablarles, no les dirigiré la palabra.
Los asistentes, desorientados, se fueron a sus casas. Se reunieron al día siguiente y decidieron reclamar nuevamente las palabras del santo.

El hombre no dudó en acudir hasta ellos y les preguntó:
–¿Sabéis de qué voy a hablaros?
–Sí, lo sabemos -repusieron los aldeanos.
–Siendo así -dijo el santo-, no tengo nada que deciros, porque ya lo sabéis. Que paséis una buena noche, amigos.
Los aldeanos se sintieron burlados y experimentaron mucha indignación.
No se dieron por vencidos, desde luego, y convocaron de nuevo al hombre santo. El santo miró a los asistentes en silencio y calma. Después, preguntó:

–¿Sabéis, amigos, de qué voy a hablaros?
No queriendo dejarse atrapar de nuevo, los aldeanos ya habían convenido la respuesta:
–Algunos lo sabemos y otros no.
Y el hombre santo dijo:
–En tal caso, que los que saben transmitan su conocimiento a los que no saben.
Dicho esto, el hombre santo se marchó de nuevo al bosque.


-El Maestro dice: Sin acritud, pero con firmeza, el ser humano debe velar por sí mismo...

24 septiembre 2011

LA PARTIDA DE DOMINO...


Eran cuatro tipos que estaban jugando al domino en un bar. Al rato de estar jugando, uno  de ellos se levanta para ir al baño. Aprovechando el descanso, los demás se pusieron a charlar, y uno de ellos dijo: no es por presumirles, pero a mi hijo le ha ido muy bien en el negocio de bienes raices. Ha ganado tanto dinero que ya hasta le ha regalado una casa a uno de sus amigos.

El siguiente agrega: pero tampoco es por presumirles, pero mi hijo es distribuidor de automoviles importados, y gana tanto dinero, que ya hasta le regalo un Ferrari a uno de sus amigos.
Y el tercero la remata con: Pues mi hijo tiene una casa de la bolsa y como le anda tan bien hasta le regaló un paquete de acciones de las mejores.

En eso llega el que estaba en el baño. Los tres presumidos le preguntan como le ha ido a su hijo, y el les responde: Pues la verdad, mal Mi hijo desde chico era medio delicadito, y ahora de mayor, se mariconeo completamente: es un homosexual declarado y trabaja en un salón de belleza del centro de la ciudad.

Pero ha de ser muy bueno para lo que hace, porque uno de sus novios le regalo una casa, otro un Ferrari y otro un paquete de acciones de la mas buenas...

23 septiembre 2011

PARA MIS HERMANOS ARGENTINOS....


Sra Presidente, la próxima vez que se emocione al hablar de pobreza,
desnutrición, mortalidad infantil, los sin techo...

Por favor, tenga la amabilidad de quitarse el ROLEX "Lady Datejust" con diamantes,
valorado en 42.000 dólares.
Muchas Gracias.....

22 septiembre 2011

LA MODA VERDE...


En la fila del supermercado, el cajero le dice a una señora mayor que debería traer su propia bolsa,
ya que las bolsas de plástico no son buenas para el medio ambiente.
La señora pide disculpas y explica: "Es que no había esta moda verde en mis tiempos."
El empleado le contestó: "Ese es ahora nuestro problema.
Su generación no puso suficiente cuidado en conservar el medio ambiente."
Contestación de la señora:

*Tiene razón: nuestra generación no tenía esa moda verde en esos tiempos:
En aquel entonces, las botellas de leche, las botellas de gaseosa y las de cerveza se devolvían a la tienda.
La tienda las enviaba de nuevo a la fábrica para ser lavadas y esterilizadas antes de llenarlas de nuevo,
de manera que se podían usar las mismas botellas una y otra vez. Así, realmente las reciclaban.

*Pero lleva razón, no teníamos esta moda verde en nuestros tiempos.
Subíamos las escaleras, porque no había escaleras mecánicas en cada comercio ni oficina.
Íbamos andando a las tiendas en lugar de ir en coches de 300 caballos de potencia
cada vez que necesitábamos recorrer 200 metros.

*Pero tiene Vd. toda la razón. No teníamos la moda verde en nuestros días.
Por entonces, lavábamos los pañales de los bebés porque no los había desechables.
Secábamos la ropa en tendederos, no en secadoras que funcionan con 220 voltios.
La energía solar y la eólica secaban verdaderamente nuestra ropa.
Los chicos usaban la ropa de sus hermanos mayores,
no siempre modelitos nuevos.

*Pero está en lo cierto: no teníamos una moda verde en nuestros días.
Entonces teníamos una televisión, o radio, en casa, no un televisor en cada habitación. Y la TV tenía una pantallita del tamaño de un pañuelo, no una pantallota del tamaño de un estadio de futbol.
En la cocina, molíamos y batíamos a mano, porque no había máquinas eléctricas que lo hiciesen por nosotros.
Cuando empaquetábamos algo frágil para enviarlo por correo, usábamos periódicos arrugados para protegerlo, no cartones preformados o bolitas de plástico.
En esos tiempos no arrancábamos un motor y quemábamos gasolina sólo para cortar el césped; usábamos una podadora que funcionaba a músculo.
Hacíamos ejercicio trabajando, así que no necesitábamos ir a un gimnasio para correr sobre cintas mecánicas que funcionan con electricidad.

*Pero claro que está Vd. en lo cierto: no había en esos tiempos una moda verde.
Bebíamos del grifo cuando teníamos sed, en lugar de usar vasitos o botellas de plástico cada vez que teníamos que tomar agua.
Recargábamos las estilográficas con tinta, en lugar de comprar una nueva y cambiábamos las cuchillas de afeitar en vez de tirar a la basura toda la maquina afeitadora sólo porque la hoja perdió su filo.
Pero,eso sí, no teníamos una moda verde por entonces. En aquellos tiempos, la gente tomaba el tranvía o el autobús y los chicos iban en sus bicicletas a la escuela o andando, en lugar de usar a su mamá como taxista las 24 horas.
Teníamos un enchufe en cada habitación, no un regleta de enchufes para alimentar una docena de artefactos.
Y no necesitábamos un aparato electrónico para recibir señales desde satélites situados a miles de kilómetros de distancia en el espacio para encontrar la pizzería más próxima.

Así que me parece lógico que la actual generación se queje continuamente
de lo irresponsables que éramos los ahora viejos por no tener esta
maravillosa moda verde en nuestros tiempos....

21 septiembre 2011

CHISTES CORTOS...


-Llega un hombre a su casa, y de un grito le dice a su mujer: ¡Flora! ¡Prepárate para hacer el amor cinco veces! - ¡¡¡Wuau!!! ¡Mi amor! ¿Qué, vienes excitado?  - No. Vengo con cuatro amigos...

-Carmen, ¿estás enferma? Te lo pregunto porque he visto salir a un médico de tu casa, esta mañana. - Mira, ayer por la mañana yo vi salir a un militar de la tuya, y no estamos en guerra, ¿verdad?...

-¿Sabes cuál es la diferencia entre el papel higiénico y las cortinas del baño?  No. Aja, entonces fuiste tú...!

-En una oficina: Dígame su nombre. Pepepedro Pepepérez. ¿Es usted tartamudo?... No, el tartamudo era mi padre y el del registro un hijo de p...

-Un Lepero le dice a otro: - Oye, Manolo, pásame otro shampoo. - Pero si ahí en el baño hay uno... - Sí, hombre, pero éste es para cabello seco y yo ya me lo he mojado...

-Oye Manolo, te invito a una fiesta de 15 años. -Bueno, pero yo a los tres meses me regreso...

-¿Por qué un Lepero mira fijamente el cartón de jugo?... -Porque tenía escrito "Concentrado"...

-¿Qué hace un Lepero con los ojos cerrados frente a un espejo?... ...Está viendo como se duerme. ....

-¿Cómo manda un Lepero un fax confidencial? ... En un sobre cerrado...

 - Ayer fallecieron 4 Leperos:
Dos en un asesinato y dos en la reconstrucción de los hechos...

- Oye Manolo, ¿sabías que David mató a Goliath con su onda?
- Coño! sabía que ese gilipollas era un peligro con esa moto...
.
- Suena el teléfono en la casa de Manolo.
- Oye Manolo, te llamo por la cortadora de césped.
- Caramba Pepe, qué bien se escucha....

-Unos hombres estaban arriba de un árbol cuando los ve un policía:
- Pero bueno, ¿ustedes qué hacen ahí?! Venga hombres, bajen, no sea que se caigan.
Y cuando llegan al suelo:
- A ver, ¿quiénes son ustedes? -pregunta el oficial.
- Joder, hombre!... ¡qué memoria!... ¡somos los del árbol!...

-Ella dijo: Cómo es que vienes a casa medio borracho?
Él dijo: No es mi culpa; se me acabo el dinero...

20 septiembre 2011

MARCOS Y MOSÉS...


Marcos nació en una familia de siete hermanos. Su madre tuvo un parto difícil, pero gracias a la ayuda médica nació sin ninguna tara. Mosés también tiene siete hermanos. Durante el embarazo, su madre tuvo problemas y él nació con un pulmón oprimido que ahora le impide respirar con facilidad. Mosés nació ayudado por su tía y su abuela, expertas ganaderas.

Marcos disfruta de una alimentación sana y equilibrada. Come verduras, carne, pescado, hierro, fósforo, hidratos de carbono...A Mosés se le cayeron los dientes debido a la desnutrición.
La comida preferida de Marcos es el pollo, y el jamón serrano. Mosés no lo ha probado nunca, pero seguro que le gustaría.

Marcos tiene un abrigo de cuadros para los días de frío. Mosés tiene más suerte, porque en su país casi nunca hace frío y no necesita ropa. Es una suerte doble, porque aunque la necesitara tampoco la tendría.
Marcos sale de su casa para ir a jugar al parque y dar un paseo. Mosés siempre está fuera de casa.

Marcos no conoce a su padre y no sabe dónde está. Mosés tampoco lo conoce, pero sabe que murió en la guerra, aunque no contra quién luchaba.
Marcos no irá nunca al colegio ni aprenderá a leer. Mosés tampoco.
La esperanza de vida de Marcos es de unos 20 años. La de Mosés es mayor, pero él quizá no llegue a cumplir los 20.

Marcos es un setter irlandés. Mosés, un niño africano...

19 septiembre 2011

PROYECTO DE FUTURO...


Un padre orgulloso le pregunta al nene:
- Hijo mío, ¿que queras ser cuando seas grande?
- Do quedo sed puto.
- ¿Qué? No, no hijito no me entendiste. Cuando seas grande quieres ser, ¿abogado? ¿Ingeniero?
- ¡Noo!, ¡do quedo sed puto!
El padre le lanza una tremenda bofetada, el pendejo no entiende nada, los tres dientes de leche le quedan bailando, el moco le va al cerebro.
Entonces el viejo le dice:

- ¿PERDON? A VER REPITE. CUANDO SEAS GRANDE, ¿QUE VAS A SER?
- ¡Puto!
¡Zas! Otra bofetada que le junta las orejas, seguida por una patada en el culo que lo levanta a 60 cm. del piso, cuando cae lo engancha con un cortito en la pera, y otra patada.
- ¡MUCHACHO MALCRIADO! ¡TOMA! ¡TOMA! ¡ESAS COSAS NO SE DICEN!
- ¿QUE QUIERES SER CUANDO SEAS GRANDE? ¿EH? ¿PUTO? ¿SEGURO QUE QUIERES SER PUTO?

Y el nene ya llorando, hecho mierda, contesta:
- ¡Nooo! Da no quedo sed puto. ¡Ahoda quedo sed mickey!...

18 septiembre 2011

LA CAJA DORADA...


Hace ya un tiempo, un hombre castigó a su pequeña niña de 5 años por desperdiciar un rollo de papel de envoltura dorado. El dinero era escaso en esos días, por lo que se enojó muchísimo cuando vió a la niña tratando de envolver una caja para agradar a papá en Navidad.
Llegado el momento la niña entregó el regalo a su padre muy temprano por la mañana de Navidad le dijo: "Esto es para ti, Papito".
El padre tomó la caja, al abrirla volvió a explotar cuando vió que la caja estaba vacía.

Le volvió a gritar diciendo: "No sabes que cuando das un regalo a
alguien se supone que debe haber algo adentro?".
La pequeñita se asustó al escuchar las fuertes palabras de su padre, ella entró en pánico y temblando su cuerpecito, lo miró con lágrimas en los ojos y dijo:
"Papito, no está vacía, yo soplé besitos adentro de la caja, y eran todos para ti, Papi."
Al escuchar estas palabras El padre se sintió morir las lagrimas comenzaron a brotar de sus ojos; puso sus brazos alrededor de su niña y le pidió que lo perdonara.

Se cuenta que el hombre guardó esa caja dorada cerca de su cama y siempre que se sentía derrumbado, él tomaba de la caja un beso imaginario y recordaba el amor que su hija había puesto ahí...

16 septiembre 2011

EL VENTILAOÓ...


Un gitano se compra un ventilador,llega a su casa,se tumba en el sofá con el ventilador enfrente
directo sólo para él,.Los 17 gitanillos alrededor sudando y el padre fresquito con la brisa.
En esto que el padre se levanta y dice: ¡¡voy a meá,el que toque el ventilaó si vácordar de tó sus muelas!! .
Un gitanillo toca el botón y el ventilador empieza a moverse de izquierda a derecha.
Regresa el padre y grita: ¡¡ Quien ha tocao el ventilaoó!!

Dice el gitanillo ¡¡naide paaapa es que testá buscando !!........

14 septiembre 2011

LA TORTUGA Y LOS PATOS...


Una tortuga estaba aburrida de andar siempre por el mismo jardín.- ¡Ah! -decía-. ¡Cuánto me gustaría viajar y ver mundo! Pero camino tan despacito que no llegaré muy lejos.Dos patos la oyeron y se ofrecieron a ayudarla.- Inventaremos un aparatito para que puedas viajar -le dijeron.

Entonces tomaron un palito y, entre los dos, lo sostuvieron con el pico. La tortuga no tuvo más que prenderse con los dientes del palo y los patos remontaron vuelo y la llevaron por el aire.¡Por fin pudo ver las copas de los árboles, y los techos de las casas! De pronto, se sintió tan poderosa, tan importante, que empezó a gritar:- ¡Soy la Reina de las tortugas! ¡Miren cómo vuelo!

¡Miren cómoo!!!  Pero, al abrir la boca, tuvo que soltar el palito y cayó a plomo.¡Pataplúm! Cayó en el pasto y se dio un gran porrazo, tan grande que estuvo dos días quejándose:- ¡Ay, ay, ay, ay!  ¡Por creerme la Reina de las tortugas, ahora soy la Reina de los chichones!

Nunca hay que creerse demasiado importante. Porque se puede subir de repente,como la tortuga. Pero también se puede volver a bajar....